No hay límite

Creía que lo había oido todo con repecto a la boda de nuestro futuro heredero real. Ingentes cantidades de artículos en los periódicos, miles de comentarios y reportajes en la radio y en la televisión, millones de conversaciones insustanciales, hasta amargas discusiones sobre si se invitará o no a determinados parientes lejanos, en fin, todo un despliegue informativo bestial para una noticia totalmente prescindible.
Increíbles cantidades de dinero privado y sobretodo público que se van a gastar en los fastos de la boda, en los miles de dirigentes que nos van a visitar para el infausto evento, en la ocultación de las obras que hay en Madrid (para que no esté feo), pero ya lo último, esto si que no me lo esperaba. Lo admito, me han cazado, esto me ha sorprendido.
Madrid va a tener un director artístico encargado de engalanar las calles el día de la boda. Leo en El País:

El decorador Pascua Ortega dirigirá un equipo de siete profesionales que decorará las calles por las que discurrirá el recorrido nupcial. Los colores de la boda serán el blanco, el rosa en varias tonalidades, el ocre y el plata. (…) Ortega ha decorado, entre otros muchos espacios, la Embajada de España en Washington, construida por Rafael Moneo, algunas dependencias del Teatro Real de Madrid y además ha participado en la restauración de muchos hoteles de la red de Paradores Nacionales. Su sobrina Patricia es una de las interioristas que acondicionó la nueva residencia del Príncipe de Asturias dentro del complejo del palacio de la Zarzuela. (…) En los viveros municipales desde hace muchas semanas se cuidan con esmero las flores que esos días adornarán Madrid. Aunque ha habido ofrecimientos de varios países, entre ellos Holanda, para colaborar en la decoración de la boda, los novios han querido que todas las flores sean españolas. Los colores que predominarán serán el blanco, el rosa en varias gamas del rosa palo al fucsia, el ocre y el plata. Este colorido también predominará en todos los ornamentos con que se engalanarán las calles. (…) El Ayuntamiento, a petición de la Casa del Rey, ha dado orden de que se paren todas las obras que en estos momentos se están realizando en el centro de Madrid, para que la ciudad ofrezca “la mejor imagen posible”. Los profesionales que componen el equipo de Ortega han diseñado una lonas con las que se cubrirán los andamios y las lonetas publicitarias. Estas telas estarán decoradas con motivos artísticos y referentes a la ciudad de Madrid. A pesar de que la boda será a las 11 de la mañana, algunos espacios contarán con iluminación especial.

Esto ya entra directamente en el surrealismo Kafkiano o Berlanguiano, como más os guste, ¡¡ pero es que no tienen límite!! No les basta con meternos la boda hasta en la sopa, para encima parar el curso de la vida ¡porque el niño se va a casar!
¡Ya solo falta que nos regalen a todos paquetitos con banderitas, logotipos y panderetas y nos pongan en fila india por las calles!

You may also like...

1 Response

  1. anonimo says:

    No des ideas !!!! no vaya a ser, que al final estemos todos en fila india y aplaudiendo en plan borreguitos.

Comenta ya maldit@!