Crímenes de Guerra

crimes_of_war.png
Este libro no habría sido necesario si el mundo no continuara siendo un lugar con cientos de estúpidas guerras donde las leyes y los derechos humanos brillan por su ausencia. Las guerras de este siglo estan llenas de comportamientos humanos tan malos como los de cualquier guerra conocida en la historia, y de ellos, hay pocos que entren dentro de los límites permitidos por las leyes internacionales.
Éste libro desarrolla, en formato enciclopédico, las leyes y sus incumplimientos, la ubiquidad de los crímenes de guerra y los casos notables que los ejemplifican.
El libro se puede comprar en español, o puede consultarse “online” en inglés, en “[“The Crimes of War Project”:http://www.crimesofwar.org/index.html]”.
Ejemplo de la sección de Tortura:

Torture is specifically prohibited in armed conflict, whether international or internal, whether used against soldiers who have laid down their arms, civilians, or even common criminals. The prohibition exists in customary law and in treaties. Article 3 common to the four Geneva Conventions of 1949 makes it clear that “violence to life and person, in particular murder of all kinds, mutilation, cruel treatment and torture” as well as “outrages upon personal dignity, in particular humiliating and degrading treatment” are banned under any circumstances. The Hague Regulations of 1907 on customs of war also state in Article 44 that “a belligerent is forbidden to force the inhabitants of territory occupied by it to furnish information about the army of the other belligerent, or about its means of defense.”
The law makes a slight distinction between torture, which is often used to force information out of a suspect, and inhumane treatment, which attacks a person’s dignity, but the line between the two is often blurred. Indeed, revenge and hatred, as much as the need to obtain a confession, often drive the torturers to inflict the suffering. Torture is used not just to hurt physically, but also to humiliate the victim, which is why prisoners are often left naked during torture sessions, and rape or pain inflicted on the genitals are among the most commonly used forms of torture. In fact, attacks of a sexual nature are so widespread in time of conflict that Article 27 of the Fourth Geneva Convention specifically refers to the treatment of women who should be defended against “rape, enforced prostitution, or any form of indecent assault.” Protecting human dignity in all circumstances is in fact the whole spirit behind the Geneva Conventions.

You may also like...

2 Responses

  1. vegeve says:

    Uno de los mayores problemas en todos los conflictos armados es la enorme cantidad de armas disponibles tanto por los contendientes como en el “mercado” internacional. La inmensa mayoría de los muertos y heridos en conflictos armados viene de las armas ligeras. La definición del arma ligera abarca desde una pistola hasta cualquier arma que pueda ser utilizada por una o varias personas. Estas armas son las verdaderas armas de destrucción masiva. Y como siempre, son producidas en un 75% por EE.UU y la Unión Europea. La gran problemática de estas armas es que son muy duraderas y son vendidas de un conflicto a otro con pasmosa facilidad. Se puede encontrar un arma utilizada en Bosnia, en Guatemala, y posteriormente en Sudan, y a precios irrisorios. Estas armas son utilizadas inpunemente contra las poblaciones civiles quienes son víctimas de las nuevas estrategias de guerra en Africa principalmente. Pero podemos comprobar que estas mismas armas son utilizadas cada vez con más frecuencia por las mafias y delincuentes comunes en nuestro país. En la prensa de Murcia de hoy, se habla de la queja de las patrullas de Vigilancia Aduanera sobre la violencia de los narcos que intentan interceptar con alijos de droga. Cada vez más son recibido con ráfagas de CETME!
    Mientras los gobiernos no les de la gana controlar las ventas de armas (y de munición, sobre todo), la situación internacional y la nacional irá a peor.

  2. karin says:

    Interesante su comentario. Gracias.

Comenta ya maldit@!