Consumismo Salvaje

La frase tópica “consumismo salvaje”, acaba de adquirir significado real. La inauguración de una campaña de ofertas en una tienda de la multinacional del mueble y el accessorio del hogar “Ikea” en la ciudad saudí de Yedah, ha provocado tres muertos y decenas de heridos. Al parecer, se prometían vales con grandes descuentos para los primeros 50 clientes. Esto, había convocado a más de 20,000 personas que formaron una gigantesca marea humana durante la apertura de la tienda (“estampida” según algunos medios).
La verdad es que se me viene a la mente esa canción de “Def Con Dos” titulada “Pánico a una muerte ridícula”. No es ridículo morirse en una “estampida”, si el motivo merece la pena, pero un descuento en la compra de una estantería que te tienes que montar tu mismo, no me parece que entre en mi lista de causas favoritas de muerte consciente.

Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina… de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
**Def Con Dos**

You may also like...

1 Response

  1. odyseo says:

    El consumismo es como cualquier otro hábito malsano acabado en ismo: todos conducen al mismo sitio tarde o temprano. (No sé si Ikea tiene una sección de ataudes).
    Saludos.

Comenta ya maldit@!