Familia en peligro de extinción

Juan José Millás, “La Familia”:http://www.elpais.es/articuloCompleto.html?d_date=&xref=20050617elpepiult_2&type=Tes&anchor=elpepiult (El Pais)

Sin embargo, según la Conferencia Episcopal y su brazo político, el PP, la familia está seriamente perseguida y a punto de desaparecer. Suena raro, porque aquí se casan hasta los que están en contra del matrimonio, y lo hacen por la Iglesia, aunque no crean en Dios, porque queda más bonito.
¿De qué persecución hablan entonces? ¿Ustedes saben de alguien a quien se le haya prohibido casarse y tener hijos? ¿Han visto a alguna familia detenida en las dependencias policiales por reunirse a comer paella los domingos? ¿Acaso están las cárceles llenas de abuelos, hijos o nietos acusados de ser abuelos, hijos o nietos? ¿Se han vuelto locos los obispos y el PP? Es todo un desatino. Pero, ya puestos a hablar de persecuciones, tendríamos que mencionar aquélla a la que han sido sometidos, desde hace siglos, los homosexuales. Y por parte de la Iglesia y de los parientes del PP, para decirlo todo. Si alguien se merece una manifestación de apoyo, en fin, son estas personas que, paradójicamente, sólo quieren formar una familia.

You may also like...

6 Responses

  1. Carlos says:

    Que gran columnista es Millas. Es cierto, aquí los perseguidos han sido los homosexuales, y si dependiera de la iglesia seguro que seguirían perseguidos. Este intento de ir de víctima es irrisorio.
    Y se atreven a decir que la manifestación no es en contra de los homosexuales. Que falsos por “dios”, la manifestación es en contra de que los homosexuales se casen y, por tanto, en contra de los homosexuales y de su derecho a (valga la redundancia) tener los mismos derechos que los heterosexuales. Que no intenten poner una máscara a lo que todos estamos viendo cada día.

  2. Joaquim says:

    ¡Queremos saber el nombre de los homosexuales “con mando” en el PP y en la Iglesia católica española!

  3. Carlos says:

    Y encima califican la nueva ley de “atentado contra la humanidad”. Para atentado contra la humanidad, lo que la iglesia ha hecho durante 2000 años.

  4. Carmen says:

    Es que Millás es genial! Pues eso, que no es una manifestación por la defensa de la familia, sino por la defensa de la familia que ellos quieren, heterosexual y con muchos niños (tipo Opus), y tampoco es “por la libertad”, sino contra la libertad de los homosexuales a firmar un contrato matrimonial si les viene en gana como puede hacer cualquier otro ciudadano. A ver qué pasa mañana…

  5. egolandia69 says:

    Desde luego, qué cosas hay que oir. Sé que estoy a punto de ganarme la lluvia habitual pero no puedo evitarlo. Este señor columnista lo que es es un demagogo populista de lo más peligroso. Los homosexuales no lo han tenido fácil históricamente pero hacer responsable de ello a la derecha, a la Iglesia y, más concretamente, a los parientes del PP es, simple y llanamente, una manipulación, insana e indigna, una actitud repugnante propia de un enfermo de prejuicios que no tiene el menor reparo en escupir basura pseudointelectual para arrancar las risas indoctas. Lo siento. Y no es el producto de un analfabeto indocumentado, lo que le proporcionaría algún atenuante sino de alguien que sabe perfectamente que está mintiendo. La izquierda ha sido tradicionalmente tan homófoba, por lo menos, como la derecha y sólo muy recientemente ha hecho suyas banderas que antes no le hacían ninguna gracia. Los países socialistas han sido profundamente homófobos, como lo es el régimen cubano aún hoy en día. La izquierda española ha sido homófoba hasta hace dos días. Lo era, y muy militantemente, en la II República. Muchos dirigentes del PSOE se han destacado por su intolerancia sexual y algo debe significar eso (Guerra, Corcuera, Ibarra, Leguina): sus exabruptos ante micrófonos son muy conocidos. Ya han visto la actitud del Partido Socialista Francés respecto al matrimonio homosexual (según argumentos defendidos en esta bitácora deben ser profundamente homófobos). Allende, ese personaje incomprensiblemente elevado a la categoría de mito por la izquierda europea a pesar de su pensamiento totalitario (filofascista, en realidad) era violentamente homófobo, hasta el punto de estar a favor de la esterilización de los individuos homosexuales (tampoco le gustaban los judíos, por cierto).
    En fin, pretender que la homofobia es una característica exclusiva de la derecha es una falsedad que no se sostiene mínimamente y una persona medianamente ilustrada lo sabe sin nigún género de dudas.
    Ha sido la sociedad en su conjunto la que ha tenido dificultades para comprender la homosexualidad y aceptarla. Y si hoy los homosexuales pueden disfrutar de unos derechos y una normalidad ciudadana inimaginable hace bien poco es debido a los principios liberales que inspiran las democracias donde reina el derecho y la igualdad ante la ley. Las ideologías que derivan de los preceptos revolucionarios y del partido único, de la dictadura del proletariado y de la consideración de la religión como opio del pueblo, del odio al capitalismo y la verdad social sobre la libertad del individuo deberían ser más humildes a la hora de asignar culpas en la dirección en que lo hace ese manipulador demagogo que es el señor Millás.

  6. miles says:

    el señor egolandia tiene o creo k tiene razon en el sentido de k la homofobia no es un principio puramente derechista si no extensible tb al otro ala politica k en muchas y estúpidas ocasiones se llena la boca con la nueva politica progesista y humanista, y es k en realidad las putadas sociales no distinguen partidos ni doctrinas puesto k todas son con perdon hipocritas partidistas y orientadas a intereses propios. Pero señor egolandia, saliendo de esto, k no conduce a nada, salvo a la defensa de la derecha justificandose pork otros tb lo hacen, no es de recibo k las claramente consensuadas posiciones de la derecha española y la iglesia se opongan a lo que son simple y llanamente derechos y libertades de ciudadanos k tienen el deber y la necesidad de respetar tanto como desean k los respeten a ellos mismos. El señor millas aprovecha y arremete contra sus odiados opositores, pero el fondo de su mensaje se deja sentir como justo y propio de una sociedad avanzada, que es proporcionar las herramientas para que todos se sientan integrados, representados y puedan construir sus vidas segun sus expectativas.
    saludos

Comenta ya maldit@!