Ficciones televisivas

La manifestación de ayer ha vuelto a poner de manifiesto la subjetividad de las televisiones públicas controladas por partidos políticos y alejadas del periodismo. A pesar de promesas variadas TVE sigue en manos del poder de turno y ha obviado descaradamente la manifestación y su análisis. En la otra cara de la moneda, TeleMadrid ha tomado la antorcha del PP y mantiene un monográfico reiterado.
Cansino espectáculo de propaganda sin ni siquiera pretensiones de ejercer de servicio público de los contribuyentes que lo pagamos.
Recordemos las promesas:

PSOE
Los socialistas queremos que el sistema de poder burocrático, centralizado y opaco, desarrollado por la derecha, se convierta en otro muy diferente que esté caracterizado por la cultura del control y la responsabilidad de los poderes públicos, por la transparencia de la vida pública y por la libreinformación a los ciudadanos.
Esos objetivos exigen, al menos, unos medios de comunicación democráticos e independientes de cualquier Gobierno que garanticen el pluralismo y la diversidad de opiniones; el libre acceso a la información de los poderes públicos; y una administración transparente que informe a los ciudadanos.

PP
El Partido Popular está comprometido con una radio y una televisión pública de calidad, que garantice el derecho a la información y el acceso a la cultura, que actúe en competencia leal con el resto de los operadores y que atienda especialmente la necesidad de disponer de contenidos adecuados para la educación y la infancia. Queremos una financiación transparente, ajustada a su función de servicio público.

¿Quéda claro?
Por cierto, ¿Por qué los partidos eliminan o esconden sus programas en sus páginas web cuando pasan las elecciones? (Pregunta retórica)

You may also like...

Comenta ya maldit@!