El besugo

Mariano Rajoy me ha deslumbrado. Ver su entrevista en Cuatro por Iñaki Gabilondo ha sido algo cercano a una experiencia religiosa. Y medid bien mis palabras, porque lo dice un ateo. Que sencillez de conceptos, que sucinta y que bien medida la inteligencia de sus palabras. Zen puro:

¿Qué piensa hacer usted con los inmigrantes?
No regularizarles.
Ya, eso es lo que no piensa hacer. Yo le pregunto qué piensa hacer.
No regularizarles.
Pero ¿qué piensa hacer?
Lo que no voy a hacer es regularizarles.

Brillante como una estrella (fugaz).

http://youtu.be/zV0ZiWRPK9M

Españoles preocupados

Dicen las encuestas que la primera “preocupación” de los ciudadanos españoles es la inmigración[1]. Pero no en el sentido de estar preocupados por la ínfimas condiciones humanitarias que padecen los inmigrantes que se hacinan en las instalaciones de nuestras fronteras, no. Preocupación en sentido xenófobo, aunque nadie lo dice pero todo el mundo lo piensa.
Es lo que más preocupa, ¡oiga! Más que el desorbitado precio de la vivienda[2]; más que el retroceso de las políticas sociales, la poca calidad de la sanidad y de la enseñanza; más que la precariedad e inseguridad laborales que llenan la sociedad de “mileuristas” ?si hay suerte? y “quinientoseuristas” ?si se me permite el palabro? que malviven en nuestras urbes; más que la degradación exponencial del medio ambiente, la quema de los bosques, la contaminación del aire y del agua, y la extinción de cientos de especies cada dos por tres; más que la degradación de las antaño instituciones democráticas, ahora gobernadas por la corporaciones que sostienen la zanahoria de la globalización capitalista; más que el abandono crónico que sufren los pobres, los ancianos y los discapacitados; más que la pervivencia de la discriminación a las mujeres y las minorías raciales; más que el retroceso mundial de las libertades civiles debido a la “guerra contra el terror”; más que las guerras injustas; incluso más que la guerra de hipótesis “conspiranoicas” sobre el 11M. En definitiva, más que nada.
Los argumentos que dan los descontentos ciudadanos para tener ese pánico a los inmigrantes son de gran calado intelectual[3]. Dicen que los inmigrantes “nos quitan” el trabajo[4]. Interesante apreciación. No he visto yo todavía una cola de “cristianos viejos” esperando a ser contratados como peones albañiles, jornaleros en la recogida del fresón o del espárrago, o en los servicios de limpieza, trabajos donde casi todos toditos los contratados “legales”, y por su puesto todos los cientos de miles de ilegales y “sumergidos” son inmigrantes.
Dicen que los inmigrantes “no se adaptan a nuestra cultura” y “no respetan nuestras tradiciones”. Hay madre, ¿qué cultura? ¿Hablamos de la cultura judeo-cristiana? ¿Hablamos de la cultura democrática? ¿Hablamos de la cultura gastronómico-festiva? ¿Hablamos del lenguaje? ¿Ha cambiado un ápice la cultura alemana con las inmigraciones sucesivas de españoles, italianos o turcos durante más de treinta años? Siempre se dicen las mismas manidas “teorías sociológicas de bar”, donde los inmigrantes africanos y asiáticos son un gran problema por sus diferencias culturales e idiomáticas. Nada se dice, por ejemplo, de los cientos de miles de alemanes e ingleses que viven permanentemente en España y no tienen ninguna intención ni de aprender el idioma ni de integrarse en nuestra supuesta cultura. ¿No será entonces que la cuestión es un problema de clasismo y racismo?
Dicen que los inmigrantes se llevan todas las ayudas para vivienda. Y esto lo dicen personas que tienen un trabajo bien remunerado ?o aún peor, yo he oído enunciar este argumento a parejas con dos trabajos bien remunerados? y que aunque en España no hubiera ningún inmigrante no conseguirían nunca una vivienda de protección oficial al no cumplir “ninguno” de los requisitos.
Dicen que los niños extranjeros hacen que baje el nivel de la educación, en vez de darse cuenta de lo obvio, no son los niños los que bajan el nivel sino la poca inversión en una enseñanza pública de calidad, con el número de profesores necesario para que los alumnos con necesidad de un mayor apoyo no afecten negativamente al resto[5].
El asunto es echarle la culpa al más débil para no tener que analizar la verdadera naturaleza de los problemas.

Notas:
[1]. Dentro, eso sí, del grupo elegido de personas que están en su casa en horario laboral y que tienen una línea telefónica fija. Me fío yo de la representación estadística.
[2]. Léase estafa mafiosa consentida por los gobiernos y fomentada por los privilegiados ladrones que controlan la economía.
[3]. Siempre es bueno encontrar una víctima propiciatoria sobre cuyas espaldas descargar la responsabilidad de los problemas.
[4]. “Empresarios, sindicatos y ONG afirman que sí hay trabajo para más inmigrantes” (El País)
[5]. “Hacia una escolarización equilibrada de los inmigrantes” (Jesús Ibáñez Bueno, Apas-Chamberí)

Digno Sucesor

Escribí recientemente sobre el pasado falangista de Jose María Aznar, y leyendo un artículo de Miguel Angel Aguilar en El Pais descubro lo siguiente:

“La pista viene de un buen amigo periodista que conocí a través de Francisco Cerecedo, del que sólo mencionaré sus iniciales GLdT, que me envía el número 256 de la revista A Nosa Terra donde se glosan bajo el título Todos os libros do Presidente Raxoi dos interesantes artículos del ahora candidato del PP a la presidencia del Gobierno publicados en El Faro de Vigo. El primero “Igualdad Humana y Modelos de Sociedad” está fechado el 3 de marzo de 1983, cuando el firmante era diputado de Alianza Popular en el Parlamento Autónomo de Galicia, concejal del Ayuntamiento de Pontevedra y miembro de la Diputación Provincial. El segundo apareció en el mismo diario el 7 de julio de 1984, siendo ya Rajoy presidente de la Diputación y se llamaba “La Envidia Igualitaria”. Mariano Rajoy tenía entonces 28 años, se había licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y había ganado la oposición de Registrador de la Propiedad”

Aquí os pongo un fragmento de uno de estos artículos para que juzgueis por vosotros mismos:

“Recientemente, Luis Moure Mariño ha publicado un excelente libro sobre la igualdad humana que paradójicamente lleva por título “La desigualdad humana”. Y tal vez por ser un libro “desigual” y no sumarse al coro general, no ha tenido en lo que ahora llaman “medios intelectuales” el eco que merece. Creo que estamos ante uno de los libros más importantes que se han escrito en España en los últimos años. Constituye una prueba irrefutable de la falsedad de la afirmación de que todos los hombres son iguales, de las doctrinas basadas en la misma y por ende de las normas que son consecuencia de ellas.
Ya en épocas remotas –existen en este sentido textos del siglo VI antes de Jesucristo- se afirmaba como verdad indiscutible, que la estirpe determina al hombre, tanto en lo físico como en lo psíquico. Y estos conocimientos que el hombre tenía intuitivamente –era un hecho objetivo que los hijos de “buena estirpe”, superaban a los demás- han sido confirmados más adelante por la ciencia: desde que Mendel formulara sus famosas “Leyes” nadie pone ya en tela de juicio que el hombre es esencialmente desigual, no sólo desde el momento del nacimiento sino desde el propio de la fecundación.”

Ideas casposas apoyadas por conocimientos de nivel “Muy interesante” o “Reader’s Digest”. Que el candidato a futuro presidente de nuestro pais haya apoyado (y posiblemente apoye) modelos científicos absurdos como el “determinismo genético” denotan una falta de cultura pasmosa y una inclinación fascistoide (por no decir neonazi) que me pone los pelos de punta. Pensar que si no hay un milagro electoral, vamos a tener a semejante individuo de presidente me entristece profundamente.
¿Cómo puede ser que éste pasado no salga a la luz? ¿Creeis que si cualquier otro candidato hubiera hecho algo similar no estaría todo en los telediarios dia y noche?

¿Ciencia para blancos?

Una oscura oficina del gobierno estadounidense, la OFAC (Office of Foreign Assetts Control) perteneciente al departamento del Tesoro, mantiene una normativa que prohíbe la publicación de artículos científicos de los países afectados por el embargo comercial de EEUU, como por ejemplo Iran, Libia, Sudan, y Cuba. La violación de ésta ley puede tener como consecuencia multas de 50.000 dólares y penas de cárcel.
Para todo aquel que no sepa como funciona el mundo científico, la publicación de artículos relevantes es en el científico como la construcción de casas en el arquitecto, es el resultado de su trabajo. Cuanto mejor es el trabajo, se intentará publicar en una revista de mayor relevancia (lo que se llama “índice de impacto”). Desafortunadamente, muchas de las mejores revistas científicas se publican en EEUU (en Europa también se publican muy buenas revistas científicas; en España por supuesto no). Por lo tanto esta ley, aún siendo política interna de los EEUU, resulta de hecho en una prohibición a la publicación de mucho del trabajo de los científicos de éstos países, y por lo tanto en una censura real.
Algunas editoriales científicas americanas, como el “ The American Chemical Society”, “The American Society for Microbiology”, “The Institute of Electrical and Electronics Engineers “ o“The American Nuclear Society” han aceptado la regulación (dicen que a regañadientes, pero la han aceptado) y han declarado una moratoria en la publicación de artículos de científicos de esos países.
Otras editoriales como “The American Association for the Advancement of Science” que edita la revista Science, o “The American Physical Society” no han cumplido la prohibición.
Aunque pudiera parecer irrelevante para el público general, esta es la primera piedra para volver a la censura “integrista” del pensamiento. De evitar que iraníes publiquen artículos científicos, a prohibir las ideas que vayan contra el “sistema” (negros, homosexuales, judios, comunistas, jorobados…) el paso que hay que dar no es tan grande como pudiera parecer.
Una iniciativa está recogiendo firmas entre los científicos del mundo para presionar al gobierno americano: “Petition in support of immediate reversal of US Government Policy on Publication Ban form Trade Embargoed Countries including IRAN”.
Si trabajas en ciencia, recomiendo la adhesión a esta petición.