Ian Gibson sobre Cesar Vidal

Ian Gibson en La Ventana (CadenaSer) hablando de la reedición de su libro “Paracuellos, cómo fue“.

En el caso de Cesar Vidal… Cuando yo he visto que sus citas no son fiables, me he puesto a investigar, y he vuelto a las hemerotecas; he vuelto a ver las revistas que el cita y veo que realmente saca todo de contexto. Porque claro, su tesis es que hay un genocidio, planificado antes, mucho antes y que esto se lleva a cabo a rajatabla. Y yo no lo veo así. Es decir, que él ve lo que quiere ver y lo que no le gusta lo suprime. ¡Y esto es impresentable!

(Podcast en mp3)

You may also like...

138 Responses

  1. Arturo Canales de Gastañaga says:

    Hombre, yo no soy historiador (sólo un triste filósofo), pero creo que calificar así a todo un Cesar Vidal, aunque lo haga el mismísimo Ian Gibson, es una exageración.

  2. Junjan says:

    Teniendo en cuenta que los títulos de Cesar Vidal son como de la tómbola pues no sé que te diría yo… Yo creo que dice ser historiador pero en realidad es novelista, y la novela no es algo científico…

  3. Edu says:

    Yo soy un historiador en formación (nunca creo que deje de estar en formación) y puedo decirte que César Vidal y su amiguete Pío Moa mienten. Les he oído hablar, he leído algo (no mucho porque no soy tan masoquista) y lo que hacen es directamente omitir información y ser nada imparciales. Está claro que la imparcialidad es una quimera, pero también que son de lo más tendencioso que puede haber. Otro argumento a favor de lo que te digo es que en la facultad ningún profesor nos recomienda un solo libro de estos pseudohistoriadores que manipulan y tergiversan. Quieren explicar una realidad desde una preconcepción falsa de entrada.
    Son un par de mentirosos.
    Me gustaría saber dónde se han licenciado y dónde han dado clases, porque no es lo mismo una universidad que otra tanto para estudiar como trabajar.

  4. Junjan says:

    Buscando su curriculum he visto que es licenciado en derecho y doctor en Historia por la UNED. Al parecer es Catedrático de Historia de las
    Religiones en “Logos University” y profesor de la UNED (¿?), aunque no le he encontrado en su organigrama…
    Nada que no impida que sus libros sean pura propaganda.

  5. david says:

    Junjan y Edu:
    He leido varias obras de César Vidal, y no he encontrado ningún artículo o libro en el que se tergiverse los hechos históricos.
    Es cierto que comete errores menores, pero ello es debido a que es un ser humano, y como tal, es falible.
    Me interesa como criticais a tan gran comunicador y divulgador de la Historia, por lo que pido que me digáis títulos de algunas de sus obras, en las que se tergiverse la verdad.
    (Porque hasta la fecha, no habéis mencionado ninguna obra ni artículo)
    Si tales obras las tengo a mi disposición,las consultaré y os comento.
    PD:Ya que nos ponemos a criticar a los historiadores, Junjan, ¿Porqué no criticas al pésimo Gordon Stein (que se ha mencionado en “Jesucristo no existió II” y “en el limbo”)?
    La verdad, un historiador que niega el incendio de Roma durante el gobierno de Nerón, que dice que la única prueba de la persecución de éste a los cristianos viene de Tácito (olvidando ¿u ocultando? el testimonio de Suetonio)y que dice que esta prueba fue tergiversada por los apologistas del cristianismo, no merece la menor credibilidad.
    En el foro, “en el limbo” pruebo que tales afirmaciones son falsas.
    PD2:Junjan, César Vidal no es tan sólo un novelista, sino que también escribe obras de información histórica no literarias.

  6. Junjan says:

    Hola,
    Primero decirte que no conOzco al tal Gordon Stein y no lo he leído en mi vida. Esas discusiones (en los comentarios) eran ya demasiado barrocas para contestar-investigar nada más.
    En cuanto a César Vidal, he leido partes de su libro Paracuellos-Katyn y si se compara con la obra de Ian Gibson incurre en significativas diferencias que el propio Gibson ha apuntado en el prólogo de su nueva edición. Como está publicada online, la reproduzco:
    ———————–
    ———————–
    Las heridas de la guerra civil sólo se curarán definitivamente cuando ambos bandos acepten la verdad de lo que pasó en sus respectivas retaguardias durante la contienda fratricida. Lo ocurrido en Madrid tuvo mucho que ver con la brutal represión que se llevaba a cabo en la otra zona, y acerca de la cual llegaban noticias diarias a la capital.
    Paracuellos : cómo fue (portada) Eran momentos en los que las tropas enemigas, ya liberado el alcázar de Toledo, estaban casi a las puertas de Madrid, caían sobre la ciudad bombas lanzadas desde aviones italianos y alemanes, el general Queipo de Llano lanzaba cada noche desde Sevilla sus sanguinarias arengas radiofónicas y el pánico, el odio y la rabia cundían entre las clases populares. Sin un milagro la capital estaba perdida y sufriría la represión anunciada. La larga y a todas luces extraordinaria declaración de Santiago Carrillo, incluida en este libro, es elocuente en este sentido, y se puede complementar con el editorial publicado el 3 de noviembre de 1936 en la primera plana del diario madrileño La Voz:

    El momento crítico
    Se acercan a Madrid los que han fusilado a seis mil hombres, mujeres y niños en Sevilla; cuatro mil, en Granada; tres mil, en Cádiz; cinco mil, en Zaragoza; otros tantos, en Córdoba; dos mil, en Badajoz; ochocientos, en Almendralejo; un número incalculable, en Castilla y Galicia. Traen como vanguardia y fuerza de choque a moros y legionarios. Han prometido a unos y otros concederles, como premio de sus fatigas y peligros, dos días de saqueo libre en la capital de España.
    ¡Dos días de saqueo libre, madrileños! Pensad en lo que ello representa de horror.
    Detrás de cabileños y mercenarios del Tercio marchan los jóvenes asesinos del «requeté» y de Falange. Vienen apercibidos para la gran matanza. Franco, en sus proclamas, ha anunciado, desde luego, que fusilará a sus prisioneros de guerra, a los veinticinco mil heridos y enfermos de los hospitales de sangre y a todos los que de algún modo hayan servido a la República.
    Por cada fascista que haya muerto hará matar a diez republicanos, socialistas, comunistas y sindicalistas. No engaña a nadie. Anuncia lo que va a hacer, si el ejército del pueblo le deja entrar en Madrid.
    Se calcula que Madrid, si es vencido, será teatro espantoso de cien mil inmolaciones. Se fusilará a cuantos hayan sido, o sean, milicianos, a todos los que desempeñan o desempeñaron cargos en círculos, comités, centros, agrupaciones, sociedades, comisiones de control, etc., adheridos al Frente Popular y a las centrales sindicales que dirigen el movimiento obrero hispano, a todos los que aceptaron puestos oficiales o representativos durante el primer bienio de la República y desde febrero a la fecha, a todos los que de alguna manera, activa o pasiva, han cooperado a la defensa del régimen y de la legalidad, a todos aquellos que las gentes de la quinta columna denuncian como izquierdistas o sospechosos de serlo.
    Madrid será diezmado. De su millón de habitantes perecerá la décima parte. Así fue decidido por Franco, Mola, Gil Robles y consortes. Yagüe, el monstruoso Yagüe, el de los ametrallamientos en la plaza de toros de Badajoz, y su segundo, el feroz Castejón, son los encargados de llevar a cabo la bárbara carnicería. Tienen ya una larga experiencia. Recordemos las palabras pronunciadas por Yagüe cuando los falangistas de Badajoz le felicitaban por su idea de matar desde los tendidos del circo taurino de la ciudad extremeña a los dos mil hombres, mujeres y niños, presos allí por sus hordas:
    «Esto ha sido un ensayo, que repetiré en mayor escala en la plaza Monumental de Madrid».
    ¿Bravatas? No. Amenazas que se cumplirán si los defensores de Madrid no ponen el corazón a la altura del peligro. Las alimañas con figura humana que asaltan, en estas horas decisivas, las posiciones que cubren los accesos a la capital de la República han probado, en tres meses largos de horribles crímenes, que no retroceden ante nuevos baños de inocente sangre española.
    Que los milicianos que están en los frentes se acuerden de sus madres, hermanas, novias, esposas e hijas. Franco, Mola y sus cómplices se las han ofrecido, como el más precioso de los botines de guerra, a los moros y legionarios. Si se rinden o huyen, no sólo no salvarán sus vidas, sino que entregarán a la atroz lujuria de salvajes de África y apaches internacionales a los seres que son la alegría de su existencia.

    El editorial, que termina con unas recomendaciones sobre la mejor manera de llevar una guerra, no alude para nada a los presos políticos hacinados en las cárceles de Madrid, y mucho menos a la necesidad de su eliminación. Tampoco en el resto del mismo número de La Voz correspondiente al 3 de noviembre de 1936 hay sugerencia o incitación alguna en este sentido. Siendo así, qué extraño que César Vidal, en su libro Paracuellos-Katyn. Un ensayo sobre el genocidio de la izquierda (Madrid, Libroslibres, 2005), haya podido afirmar que allí se puede leer el siguiente «llamamiento significativo»:

    Hay que fusilar en Madrid a más de cien mil fascistas camuflados,unos en la retaguardia, otros en las cárceles. Que ni un quinta columna (sic) quede vivo para impedir que nos ataquen por la espalda. Hay que darles el tiro de gracia antes de que nos lo den ellos a nosotros.

    Como es evidente, podría ser que Vidal, al precisar que el texto por él aducido se publicó en La Voz el 3 de noviembre de 1936, se equivocara de fecha e incluso de periódico, ya que su trabajo es sumamente descuidado. Sin embargo, nos arriesgamos a creer que ha sido así. El texto que cita tiene muchos puntos en común con el editorial de La Voz publicado aquel día, con la diferencia de que los 100.000 republicanos en peligro, según el diario, de ser fusilados por Franco se convierten ahora en ¡100.000 fascistas cuya eliminación se recomienda desde las columnas del mismo! No se puede escribir así la historia. Cuando se trata, sobre todo, de proporcionar responsabilidades, lo menos que se puede pedir a un investigador es que compruebe sus fuentes y las cite correctamente.
    ———————-
    ———————–

  7. Carmen says:

    La verdad es que lo de manipular la historia está demasiado de moda ultimamente, y es realmente triste. De todas formas este Ian Gibson escribió un día en El País justificando Paracuellos, y eso tampoco lo veo normal.
    Un saludo.

  8. david says:

    Junjan:
    Aqui dejo una parte de una entrevista hecha a César Vidal sobre la obra que mencionas y la crítica de Ian Gibson
    “P: Ian Gibson vuelve a sacar un libro de 1983 sobre Paracuellos (Cómo fue) con la clara intención de poner en cuestión su “Paracuellos – Katyn”. No niega el genocidio pero para mí es preocupante expresiones como “había motivos para el odio” o “fue terrible pero lo entiendo”. ¿Qué opinión le merece el historiador irlandés?
    R: No es un historiador y sacar un libro de hace dos décadas sin corregir nada con la de material que ha aparecido, que cuestiona sus conclusiones y que yo menciono expresamente en mi libro me parece muy desvergonzado. Por otro lado, que Gibson comprenda un genocidio como Paracuellos no me extraña.
    La última vez que coincidí con él fue en un acto en Andalucía donde yo iba a recoger un premio literario y él andaba mendigando de manera descarada que le dieran dinero para su biografía de Machado. A lo mejor lo ha conseguido.”
    Sobran comentarios

  9. Junjan says:

    En su línea, correlacionando y sacando las cosas de contexto. Una verdadera alhaja.

  10. Junjan says:

    Interesante discusión sobre César Vidal y sus métodos:
    http://foro.losgenoveses.net/viewtopic.php?t=14180&start=0

  11. david says:

    Junjan:
    Otra cuestión en la entrevista.
    “Ian Gibson le acusa de mentir sobre lo publicado en La Voz en el prólogo de la reedición de su libro, ¿qué tiene que decir al respecto?
    Ian Gibson tiene un descaro impresionante otorgando su “comprensión” al genocidio y tendiendo cortinas de humo para no comentar, por ejemplo, los documentos soviéticos donde se identifica a Carrillo como responsable de los fusilamientos o se indican los pilotos soviéticos que intentaron derribar el avión en el que un representante de la Cruz Roja llevaba a Ginebra documentos sobre las matanzas. Ambos extremos los indico en mi libro y señalo como la versión de Gibson es inaceptable. No me extraña que al cabo de dos décadas haya vuelto a publicar el libro sin modificaciones. Si lo modificara, tendría que reconocer que está equivocado.”
    No sé por qué creer en Ian Gibson, que no es historiador, ni ha sacado material nuevo en su obra

  12. Jorge Hernandez Tinajero says:

    Que la derecha recurra a ex grapos y ex comunistas iletrados como Jimenez Losantos o Pio Moa como adalides de su postrer defensa, cae por su propio peso. Basta de iletrados que se osatentan como “historiadores”. Dejen de mentir. Paracuellos? Y la represion posterior? Por favor…

  13. Jorge Hernandez Tinajero says:

    Que la derecha recurra a ex grapos y ex comunistas iletrados como Jimenez Losantos o Pio Moa como adalides de su postrer defensa, cae por su propio peso. Basta de iletrados que se osatentan como “historiadores”. Dejen de mentir. Paracuellos? Y la represion posterior? Por favor…

  14. Esmeralda says:

    Cesar Vidal, Pio Moa, qué más da? Se puede tener el curriculum lleno de licenciaturas, doctorados y libros escritos (cuantos negros tiene, D. Cesar?). Da lo mismo. Hay personas inteligentisimas con una ideología despreciable. La labor de algunos intelectuales en la crispación y guerracivilismo, dando por supuesto que los españoles, geneticamente estamos dispuestos a matarnos a la mínima oportunidad, será motivo de estudio en generaciones futuras. Lo mismo, lo mismo que ahora hacemos con posturas, tajantes o tibias de algunos intelectuales del pasado.

  15. Eduardo Trujillo says:

    Hay cosas que pueden gustar más o menos en los libros de Cesar Vidal, pero hay un elemento que a mi entender lo cualifica, y es la incorporación en sus libros sobre historia de un anexo de documentación, es ahí donde uno puede si quiere omitir la tesis del libro, los textos son incontestables.

  16. Begoña2 says:

    La otra parte de la autobiografia de Cesar Vidal. Lo más destacable su opinión sobre la evolución humana… Es un personaje controvertido por sus críticas a la religión católica, llegando a afirmar que quienes rinden culto a María pueden tener problemas a la hora de expíar sus pecados [1]. Es también defensor de la tesis de que no existen pruebas de la macroevolución, acercándose a la doctrina creacionista de los fundamentalistas cristianos estadounidenses. Sus creencias religiosas le han llevado a criticar abiertamente la eutanasia y el aborto, así como cualquier tratamiento médico que incluya el trabajo sobre células madre.
    En algunos de sus libros sus pretensiones revisionistas de la historiografía oficial le han valido duras críticas por parte de prestigiosos historiadores, como el hispanista Ian Gibson, acusándole de trabajar con fuentes sin contrastar. Otros historiadores aducen que su extremadamente prolífica bibliografía no hace sino demostrar la poca seriedad científica con la que debe tratar cada uno de los temas que toca.

  17. david says:

    Begoña:
    César Vidal es protestante, por lo que está en su derecho de no creer en la Virgen.
    No he leido nada en sus obras en contra de la evolución, sino que menciona que aún hay mucho que investigar acerca de ésta teoría, por ejemplo, hay que encontrar los eslabones perdidos, pero no niega que exista.
    En cuanto a Ian Gibson, ya he mencionado frases suyas en éste mismo blog con respecto a esas critticas:
    “Ian Gibson le acusa de mentir sobre lo publicado en La Voz en el prólogo de la reedición de su libro, ¿qué tiene que decir al respecto?
    Ian Gibson tiene un descaro impresionante otorgando su “comprensión” al genocidio y tendiendo cortinas de humo para no comentar, por ejemplo, los documentos soviéticos donde se identifica a Carrillo como responsable de los fusilamientos o se indican los pilotos soviéticos que intentaron derribar el avión en el que un representante de la Cruz Roja llevaba a Ginebra documentos sobre las matanzas. Ambos extremos los indico en mi libro y señalo como la versión de Gibson es inaceptable. No me extraña que al cabo de dos décadas haya vuelto a publicar el libro sin modificaciones. Si lo modificara, tendría que reconocer que está equivocado.”
    Un saludo

  18. Eva says:

    En lo referente a la cita del diario La Voz del 3 de Noviembre de 1936 es cierto que lo referido por Vidal no se encuentra en ese artículo ni en otro publicado en torno a esa fecha.
    Como más de un miembro de este blog ya habrá notado, la respuesta dada por el mismo Vidal a una pregunta al respecto de esa cita errónea y la crítica de Gibson, ni la afirma ni la desmiente, sino que da un rodeo utilizando otros argumentos que para nada se refieren ni a la pregunta en sí, ni al texto del editorial de La Voz antes mencionado.
    Ante esto, mis dudas sobre esa y otras fuentes citadas por Vidal son enormes. El hecho de que se citen diversas fuentes en las páginas finales de un libro de historia (cosa, por cierto, obligada, por motivos legales de plagio, etc.) no añade más verosimilitud al libro, si es que esas fuentes no existen o son citadas con descuido o, en este, caso, inventadas y manipuladas por el autor. Se pueden comprobar una a una esas fuentes, pero esto muy pocos lo pueden hacen por dificultades diversas de acceso a las mismas (localización, idioma, etc.), más todavía para los que están alejados del entorno académico.
    Por otro lado, sobre la desafortunada manifestación de Gibson al respecto de Paracuellos, mi opinión es que algo así no debería ser dicho en público. Esto, por supuesto, no le quita valor a su obra como historiador. Sus trabajos sobre la represión nacionalista en Granada y sobre las charlas espeluznantes de Queipo en la radio sevillana en el verano de 1936, transcritas una a una, procedentes de los archivos originales, son de obligatoria lectura para todo aquél interesado en la Guerra Civil.
    Por último, si un historiador como Vidal comete errores tan mayúsculos y no los corrige, su obra debería ser mirada con bastante escepticismo. Quién sabe qué otras “fuentes” se habrá inventado…

  19. david says:

    ¿Alguien de aqui sabe lo que es la falacia ad Hominen?

  20. Pedro says:

    Se llama así todo mal argumento que, en lugar de refutar las afirmaciones de un adversario, intenta descalificarlo personalmente. Consiste, por ejemplo, en negar la razón a una persona alegando que es fea. Al describir a un oponente como estúpido, poco fiable, lleno de contradicciones o de prejuicios, se pretende que guarde silencio o, por lo menos, que pierda su credibilidad.
    Estamos ante un ataque dirigido hacia el hombre, no hacia sus razonamientos. Es una agresión, como la del jugador de fútbol que no logra alcanzar la pelota y da una patada a su adversario para derribarlo. Podemos distinguir dos variedades: el ataque directo y el indirecto.
    a. Directo: Va derecho al bulto y suele ser insultante. Pone en duda la inteligencia, el carácter, la condición, o la buena fe del oponente.
    Es estúpido y como tal no puede tener una opinión fiable.
    Es poco cuidadoso con sus afirmaciones, un exaltado.
    ¡Claro que lo dice! ¿qué esperabas de una negra?

  21. Fernando says:

    QUE CÉSAR VIDAL MANIPULE MUCHAS DE SUS INFORMACIONES NO ES NADA NUEVO, SE LE NOTA EN CADA PALABRA QUE DICE Y EN CADA LETRA QUE ESCRIBE, PERO ES QUE HAY QUE TENER EN CUENTA QUE SI LO PENSAMOS DETENIDAMENTE, VIDAL NO ES TANTO UN HISTORIADOR SINO MAS UN FILÓSOFO, Y COMO CUALQUIER OTRO, ÉL OMITE Y SACA A RELUCIR LO QUE LE INTERESA Y COMO TODOS ELLOS REFLEJA SU OPINIÓN PERSONAL. ASÍ QUE DEBERIAMOS RECONSIDERAR TODOS SUS LIBROS Y ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS Y LEERLOS CON ESPÍRITU CRÍTICO PERO SIN OLVIDAR QUE VIDAL ESTÁ LEJOS DE SER UN HISTORIADOR IMPARCIAL.
    SOBRE EL TEMA DE COMUNISTAS RECONVERTIDOS A DERECHAS, COMO JIMÉNEZ L0SANTOS O PÍO MOA, HABRÁ QUE DARSE CUENTA QUE EN AQUELLA ÉPOCA SUYA ERAN BASTANTE MÁS JÓVENES Y POR SUPUESTO ESTABAN TODAVÍA BAJO LA DICTADURA, Y COMO TODOS SABEMOS EL PARTIDO COMUNISTA PERDIÓ MUCHÍSIMOS AFILIADOS CON SU LEGALIZACIÓN, DADO QUE LA MAYORÍA ERAN JÓVENES Y POR LO TANTO REBELDES POR SISTEMA,Y UNA VEZ QUE SE LEGALIZÓ SE PERDIÓ LA “CAUSA COMÚN” DE TODOS AQUELLOS JÓVENES. ES MÁS, UN EJEMPLO DE ELLO, ORGANIZACIONES DE CARÁCTER POLÍTICO PERO MAL VISTAS DESDE LA SOCIEDAD, AUNQUE RESULTE CONTRADICTORIO, SON ESAS ORGANIZACIONES ULTRADERECHISTAS INTEGRADAS EN SU MAYORÍA POR ADOLESCENTES.

  22. david says:

    Estoy de acuerdo

  23. Pedro L. Angosto. says:

    Ian Gibson es un historiador con una carrera diltada y al menos ocho o diez libros maravillosos y claros. ¿Quién es César Vidal? ¿un fontanero? ¿policía municipal? ¿botijero? ¿un cuenta cuentos?, ¿a qué dedica el tiempo libre?, ¿tiene alma?

  24. Pedro L. Angosto. says:

    Ian Gibson es un historiador con una carrera diltada y al menos ocho o diez libros maravillosos y claros. ¿Quién es César Vidal? ¿un fontanero? ¿policía municipal? ¿botijero? ¿un cuenta cuentos?, ¿a qué dedica el tiempo libre?, ¿tiene alma?

  25. Walter says:

    Hola David:
    Te envie un saludo en otro de los foros de Opinion Alternativa. Por si no lo viste lo repito: Disculpa que no pudiera despedirme cuando se cerró el simpatico “Jesucristo No Existio”, hasta a veces extraño las discusiones con Martha y Agapito, pero, en realidad el tema ya no daba para más pues en lugar de investigación y búsqueda de conocimiento solo había repetición inacabable de frases sin sustento racional. Es que cuando se recurre a la fe como medio de aprendizaje no se aprende nada, y cuando se usa la fe en una polémica los temas se gastan y entran en punto muerto. Contra la fe no valen razonamientos.
    En fin, a ver si retomasmos el diálogo.
    Walter

  26. Walter says:

    Como la credibilidad de Vidal es el tema sería bueno ver sus credenciales y su posición frente al estudio científico. No dudo que haya historiadores cristianos pero hay muchos historiadores apologistas cristianos que no tienen ningún reparo en adulterar la historia para justificar sus creencias.
    Yo pienso que Vidal es de estos últimos y no dudo de su inteligencia ni habilidad sino de su honestidad.
    En Wikipedia hay un interesante foro sobre el polémico escritor. Dice por ejemplo que el título de Doctor en historia no lo vuelve historiador, como el título en Fisica no lo vuelve a uno científico. Un historiador profesional es primero un investigador, no un escritor de libros de historia, por ello los verdaderos historiadores demoran décadas en preparar sus obras. El señor Vidal escribe varios libros de “historia” al año y por ello sus “datos” suelen ser errados, inexactos o simples escogidos entre muchos a conveniencia o directamente inventados por el autor. De allí que se le conozca más como “novelista” pues sus obras no califican como historia.
    También sería bueno ver hasta que punto su destacada labor en el protestantismo cristiano puede afectar su objetividad para la investigación imparcial de los hechos. Y esa falta de objetividad científica se ve claramente con su oposición a la Evolución de las Especies:
    (Del ultraconservador LibertadDigital.com)
    “Pregunta: Usted manifiesta que no cree en la teoría de la evolución de las especies. ¿Cuál es su teoría?
    Cesar Vidal: Formula usted la cuestión de manera errónea. Si lo que quiere decir es que no creo en la evolución dentro de las especies, se equivoca; si pretende decir que no creo que unas especies proceden de la evolución de otras, acierta. En términos estrictamente científicos no creo que se pueda ir más allá y más no existiendo las especies de transición de las que habló Darwin. Por supuesto, se ha hablado del “monstruo viable”, del “salto”, pero de ahí a probar cualquiera de esas hipótesis media un abismo.”
    (¿Y los fósles, y el ADN?)

  27. Walter says:

    Y añado, abusando de vuestra paciencia: Ya que el señor Cesar Vidal no acepta la evolución de las especies. ¿Por qué no respondió a la pregunta:>” No dijo nada.
    Me parece que sería muy interesante saber que opina sobre este tema Vidal, así entenderíamos cuál es el “método científico” que aplica en sus estudios de historia.
    Walter

  28. David says:

    Hola Walter:
    En todo el tiempo en que hemos estado sin dialogar, he leido la bibliografía que me recomendaste.
    “Cosmos”, “El mundo y sus demonios” y “el cerebro de Broca” de Carl Sagan.
    Tambien he leido “Guía para la Biblia” de Isaac Asimov (por cierto, éste comenta que es llevar demasiado lejos la afirmación de que Jesucristo no existió).
    También he leido “Los Versos Satánicos” de Salman Rusdhie.
    Ahora estoy leyendo “Guía para la ciencia” de Asimov.
    En cuanto a César Vidal, lo tengo en consideración como divulgador de la Historia y como novelista.
    Sé que no es perfecto, pero yo lo respeto.
    Un saludo

  29. Walter says:

    Hola David:
    Me parece excelente que hayas leído esas obras, están entre mis favoritas. Y es cierto, en Guia para la Biblia NT Asimov considera la posibilidad de que haya habido un Jesucristo histórico originador de la leyenda, pero no deja de señalar que no hay pruebas concluyentes de ello. La figura de Jesús tal como se relata en los evangelios es ficticia, más allá de que se haya basado en uno o más personajes reales. La palabra “Cristo” significa Mesías, y ya había Cristos y Cristianos -es decir Mesías y Mesiánicos- desde un siglo antes de que, supuestamente, naciera Jesús?
    Entrando en el tema de Cesar Vidal, leí su opinión sobre la referencia a Jesús que aparece en las versiones cristianas de la obra “Antiguedades Judías” de Flavio Josefo y reconoce que dicha referencia es una “interpolación piadosa”, hasta allí vamos bien; pero luego deduce que habría un núcleo auténtico en la referencia flaviana. No niego que esto sea posible, pero no hay pruebas de que sea así. Vidal, no obstante ser historiador, se basa en esa posiblidad NO PROBADA para sustentar la historicidad del Jesús de los Evangelios.
    Y lo dejo allí pues me gustaría ser reciproco contigo, y leer algun libro completo de Cesar Vidal, para opinar con más conocimiento del autor. Hasta ahora solo he leido sus artículos de internet, resúmenes de sus libros y las críticas de sus detractores. (Si conoces de algun sitio de donde pueda descargar algún libro de Cesar Vidal ¡gratis, of course!; te agradeceré mucho que me pases el enlace.
    Walter

  30. david says:

    La verdad es que no conozco ningún sitio donde puedas descargarte obras de Vidal. Si tienes ocasión de visitar una biblioteca, te recomiendo las siguientes obras:
    Como divulgación histórica:
    .Enigmas históricos al descubierto
    .Enciclopedia de las religiones
    .Diccionario del Quijote
    .Los textos que cambiaron la historia
    Como novelas históricas:
    .El médico de Sefarad
    .La mandrágora de las 12 lunas
    .el testamento del pescador
    Un saludo

  31. Walter says:

    Hola David:
    Por fin encontré un libro de Vidal, se llama “Los Manuscritos del Mar Muerto”. Voy a leerlo y te comento.
    Recuerdo que hace tiempo descarté leer al controvertido escritor, cuando me lo recomendaste, por considerarlo un autor esotérico, y te comente que no me gusta leer esoterismo pues me parece perder el tiempo leyendo embustes.
    Bueno, te hago este comentario pues no encontraba obras de Vidal debido a que, esta al menos, estaba clasificada entre libros ESOTERICOS “http://es.groups.yahoo.com/group/Mas_libros/”
    Aqui esta la lista para que no creas que exagero:
    ***************
    Medicina Tradicional China.doc (seudociencia)
    La Buena Suerte.doc [Autoayuda]
    A los mil llegamos a los dosmil no.zip (esoterismo)
    Allan & Barbara Pease – El Lenguaje Del Cuerpo.pdf (autoayuda y esoterismo)
    Arsenal, León – Máscaras de Matar.pdf (ficcion de exhistoriador)
    El Departamento de Misterios.doc
    Carlos Castaneda – Las Enseñanzas de don Juan.pdf
    Castaneda, Carlos – 05 El Segundo Anillo De Poder.zip
    Castaneda, Carlos – El Arte De Ensoñar.doc
    Castaneda, Carlos – El Conocimiento Silencioso.doc
    Cesar Vidal Manzanares – Los Manuscritos Del Mar Muerto.doc
    Clason, George S – El Hombre mas Rico de Babilonia.zip
    Coaching Para Ejecutivos .pdf
    Deepak Chopra – Conocer a Dios.zip
    Diamond – La Antidieta.zip
    El libro de Urantia 1-4.zip
    Gandhi, Mahatma – Mi religion(filosofia – ensayo)pdf.rar
    Graham-Curacion_con_color.zip
    Hay, Louise El Mundo te esta esperando.zip (autoayuda)
    Hay, Louise- Calendario con afirmaciones.zip
    Iridología 7.doc
    La Dieta South Beach.zip
    La Enfermedad como Camino.zip
    La Sábana Santa NASA.doc
    LIMPIAR EL AURA.zip
    Los 13 misterios inexplicables de la ciencia.doc
    Los Misterios De La Biblia (5 – Los Papiros De Qumram).txt
    Louise_L[1][1]._Hay___Usted_puede_sanar_su_vida.doc
    Misterios del Pasado.txt
    Respuestas A Los Grandes Misterios.doc
    SALSAS DE ALMA.zip
    SAMAEL LAKHSMI – GNOSIS – LOS MISTERIOS MAYORES.pdf
    San Malaquías – Profecías (DOC).doc
    Sanación a través de la bendición.pdf
    Spencer – Quien se ha llevado mi queso[1].doc.zip
    Lobsang Rampa – (SP) El cordon de plata.zip
    Templarios – Leyendas – El Arca de la Alianza.pdf
    Todo en la creación universal fluye y refluye.doc
    Tres Iniciados – El Kybalion (Los misterios de Hermes).pdf
    Lobsang Rampa – 07 – La Túnica Azafrán.pdf
    Varios – El Kybalion (Los misterios de Hermes).rtf
    Vicente Beltran Anglada – Los Misterios de Shamballa 2.doc
    ***********
    También me entere que escribio algo acerca de que los “masones” estaban detras del atentado del 11M ¿¡¡¡?. Es evidente la clase de “historia” que escribe el señor Vidal Manzanares, ¿no crees?
    Saludos
    Walter
    PD: Si a ti te gusta leer esoterismo, puedes bajar los libros de la lista afiliandote gratuitamente a Yahoo y al grupo en mención. Hay cientos de grupoos con miles de libros.

  32. Walter says:

    Hola David:
    Por fin encontré un libro de Vidal, se llama “Los Manuscritos del Mar Muerto”. Voy a leerlo y te comento.
    Recuerdo que hace tiempo descarté leer al controvertido escritor, cuando me lo recomendaste, por considerarlo un autor esotérico, y te comente que no me gusta leer esoterismo pues me parece perder el tiempo leyendo embustes.
    Bueno, te hago este comentario pues no encontraba obras de Vidal debido a que, esta al menos, estaba clasificada entre libros ESOTERICOS “http://es.groups.yahoo.com/group/Mas_libros/”
    Aqui esta la lista para que no creas que exagero:
    ***************
    Medicina Tradicional China.doc (seudociencia)
    La Buena Suerte.doc [Autoayuda]
    A los mil llegamos a los dosmil no.zip (esoterismo)
    Allan & Barbara Pease – El Lenguaje Del Cuerpo.pdf (autoayuda y esoterismo)
    Arsenal, León – Máscaras de Matar.pdf (ficcion de exhistoriador)
    El Departamento de Misterios.doc
    Carlos Castaneda – Las Enseñanzas de don Juan.pdf
    Castaneda, Carlos – 05 El Segundo Anillo De Poder.zip
    Castaneda, Carlos – El Arte De Ensoñar.doc
    Castaneda, Carlos – El Conocimiento Silencioso.doc
    Cesar Vidal Manzanares – Los Manuscritos Del Mar Muerto.doc
    Clason, George S – El Hombre mas Rico de Babilonia.zip
    Coaching Para Ejecutivos .pdf
    Deepak Chopra – Conocer a Dios.zip
    Diamond – La Antidieta.zip
    El libro de Urantia 1-4.zip
    Gandhi, Mahatma – Mi religion(filosofia – ensayo)pdf.rar
    Graham-Curacion_con_color.zip
    Hay, Louise El Mundo te esta esperando.zip (autoayuda)
    Hay, Louise- Calendario con afirmaciones.zip
    Iridología 7.doc
    La Dieta South Beach.zip
    La Enfermedad como Camino.zip
    La Sábana Santa NASA.doc
    LIMPIAR EL AURA.zip
    Los 13 misterios inexplicables de la ciencia.doc
    Los Misterios De La Biblia (5 – Los Papiros De Qumram).txt
    Louise_L[1][1]._Hay___Usted_puede_sanar_su_vida.doc
    Misterios del Pasado.txt
    Respuestas A Los Grandes Misterios.doc
    SALSAS DE ALMA.zip
    SAMAEL LAKHSMI – GNOSIS – LOS MISTERIOS MAYORES.pdf
    San Malaquías – Profecías (DOC).doc
    Sanación a través de la bendición.pdf
    Spencer – Quien se ha llevado mi queso[1].doc.zip
    Lobsang Rampa – (SP) El cordon de plata.zip
    Templarios – Leyendas – El Arca de la Alianza.pdf
    Todo en la creación universal fluye y refluye.doc
    Tres Iniciados – El Kybalion (Los misterios de Hermes).pdf
    Lobsang Rampa – 07 – La Túnica Azafrán.pdf
    Varios – El Kybalion (Los misterios de Hermes).rtf
    Vicente Beltran Anglada – Los Misterios de Shamballa 2.doc
    ***********
    También me entere que escribio algo acerca de que los “masones” estaban detras del atentado del 11M ¿¡¡¡?. Es evidente la clase de “historia” que escribe el señor Vidal Manzanares, ¿no crees?
    Saludos
    Walter
    PD: Si a ti te gusta leer esoterismo, puedes bajar los libros de la lista afiliandote gratuitamente a Yahoo y al grupo en mención. Hay cientos de grupos con miles de libros que puedes buscar con
    http://luihot.farvista.net/index.html

  33. Walter says:

    Hola David:
    Aunque ya no he tenido noticias tuyas; por si vuelves por aquí, te cuento que termine el librito de Cesar Vidal sobre los Manuscritos del Mar Muerto y mi apreciación es la siguiente:
    Vidal falsamente dice que los rollos de Qumram confirman que la Biblia no ha cambiado nada pese a las transcripciones que se hicieron durante el primer milenio. Eso es falso; si bien uno de los libros mantiene bastante similitud con versiones posteriores, no ocurre así con todos, habiendo por el contrario diferencias fundamentales.
    En segundo lugar, minimiza el asunto de que los creyentes bíblicos no hicieron públicos los manuscritos hasta después de más de 40 años de su hallazgo.
    Vidal usa ridiculamente términos rebuscados para darle un caracter más docto a un pequeño mamotreto de sus creencias (por ejemplo al decir “archimandrita” en vez de “director de un convento”)
    Y digo de sus creencias porque toda la última parte la usa para analizar el contenido de escritos de Qumram como si realmente fueran textos divinos, llegando así a conclusiones que satisfacen su credo evangélico ¿Es historiador o teólogo? No me extraña que lo cataloguen entre los escritores esotéricos.
    En fin, me pareció un libro de poca monta. Más información se encuentra en cualquier pagina web.
    Saludos
    Walter

  34. Bernie says:

    No se, para mi es una decepcion, y eso que solo lei un articulo sobre Neron y el incendio, y no es que sea positivista pero francamente hay que poner notitas al pie minimo para fortalecer una afirmacion historica con fuentes o deducciones. Que conste que tampoco los progres me tocan las campanitas con sus supercherias: siento que es lo mismo cuando Chomsky pintaba pajaritos de los gobiernos del sudeste de asia, francamente para historiador hay que esforzarse un poquitin mas que simplemente hacer saco de bilis. Supongo que tendra mejores temas de que ocuparse pero no me convence de momento, y decir eso es poco inclusive.

  35. Walter says:

    Lei otro libro sobre “Los Manuscritos del Mar Muerto”, esta vez escrito por Juan Pablo Benito Danes (primera vez que oia de el) y comparandolo con el libro de Cesar Vidal hay realmente un abismo de diferencia; el libro de Juan Pablo tiene mucha información y poca especulación; se los recomiendo.
    Walter

  36. david says:

    Walter:
    Perdona que haya tardado en responder, pero he estado liado con otras cosas.
    El libro “enciclopedia de las religiones” no es fiable, ya que se acusa a Nietzsche de antisemitismo. Luego no aconsejo su lectura.
    En cuanto a las demás obras, me parecen excelentes
    Un saludo

  37. Walter says:

    Hola David:
    Gracias por el dato. En realidad no tengo problemas con leer cualquier libro, la limitación con algunos es falta de motivación y en otros la disponibilidad de tiempo. Hace poco leí “Mitos Fundacionales de Israel” de Garaudy y no me gusto como pretende minimizar las atrocidades nazis; pero aún así contiene información muy interesante. Hay que tener en cuenta que la historia la escriben los vencedores y los aliados tampoco eran unos santos, exageraron genocidios ajenos mientras justificaban genocidios propios. (Nuremberg me hizo pensar en el juicio a Saddam) Incluso para verificar citas del libro, volvi a leer despues de muchos años “Mi Lucha” de Adolf Hitler, constatando nuevamente que su mensaje es sencillamente atroz y falaz.
    Antes de despedirme te recomiendo “La Tierra de Canaan”” que esta en http://www.geocities.com/waltoh1/Libros.html
    Tambien encontraras “Asi hablaba Zaratustra” de Nietzche, “El Clan del Oso Cavernario”,de Jean Auel, “El Perfume” de Patrick Suskind, y varios mas.
    Saludos
    Walter

  38. ruben says:

    Para mí no tiene ninguna duda su faceta historiadora, puesto que es Doctor en ello(además de en Filosofía y Teología, siendo licenciado en Derecho ) y no suelen regalar ese tipo de títulos, otra cuestión son sus libros que no tienen por qué ser absolutamente ciertos y que supongo el autor advertirá cuando lo sean o no. Me han dicho que hablar es gratis, no?

  39. Walter says:

    Eso esta muy bien Ruben, pero la discusion sobre el señor Vidal no versa sobre sus pergaminos, sino sobre la calidad de su trabajo y sobre su honestidad. En cuanto a la calidad de su trabajo, igual que no todos los doctores en medicina son cientificos; tampoco creo que todos los doctores en Historia sean historiadores.
    Y en cuanto a su honestidad, me parece evidente que su calidad de Teologo es dominante en su concepcion del mundo y es esta posicion de proselitista evangelico la que hace que distorsione la historia para que se acomode a sus creencias; y me refiero solo a sus libros de historia, en ficcion es muy bueno.
    Aclaro que no creo que todos los creyentes carezcan de imparcialidad, me refiero especificamente a Vidal.
    Walter

  40. David says:

    Hola Walter:
    Tengo en mi disposición el libro que mencionas “los documentos del Mar Muerto”, aunque reconozco que no lo he leido. En cuanto pueda, lo leo y te comento.
    Decirte también que terminé “Introducción a la ciencia” (1 y 2) de Isaac Asimov.
    Te doy las gracias por indicarme tal página, para buscar estas obras.
    Un saludo.

  41. Fernando says:

    El problema de Gibson es que ve que Cesar Vidal y Pio Moa venden mucho mas que el.
    Que vamos a esperar de Ian Gibson es como Santos Julia los Historiadores del Planfeto. Polanquistas totales.

  42. Walter says:

    No es un buena medida de la veracidad de un escrito el volumen de ventas. Alli están los diarios amarillistas para probarlo, y también la Biblia con sus cuentos fantasiosos.
    Walter

  43. Wolfgang Amadeus Mozart says:

    Si realmente César Vidal es un charlatán iletrado, un pseudohistoriador tendencioso y un mentiroso compulsivo, ¿por qué le dedicáis tanto espacio?. Para denostar a César Vidal hay que leerlo primero y por lo que leo pocos de vosotros lo habéis hecho. He leído casi todo lo que se ha publicado de la Guerra Civil y de la II República, de todas las tendencias, hasta las autobiografías de los protagonistas. Honestamente, creo que rechazar a un historiador sólo porque no sea de izquierdas es un disparate. Y a mi juicio Vidal dice lo que muchos saben y no quieren escribir, sólo porque creen que se les va a tachar de fascistas si cuentan lo que de verdad ocurrió.

  44. Walter says:

    Hola WAM
    Cito extracto de argumentación contra la veracidad e imparcialidad de Vidal (Junjan 14/10/2005), más arriba.:
    “extraño que César Vidal, en su libro Paracuellos-Katyn. Un ensayo sobre el genocidio de la izquierda (Madrid, Libroslibres, 2005), haya podido afirmar que allí se puede leer el siguiente «llamamiento significativo»:
    _’Hay que fusilar en Madrid a más de cien mil fascistas camuflados, unos en la retaguardia, otros en las cárceles. Que ni un quinta columna (sic) quede vivo para impedir que nos ataquen por la espalda. Hay que darles el tiro de gracia antes de que nos lo den ellos a nosotros.’_
    Como es evidente, podría ser que Vidal, al precisar que el texto por él aducido se publicó en La Voz el 3 de noviembre de 1936, se equivocara de fecha e incluso de periódico, ya que su trabajo es sumamente descuidado.”
    Agradeceria tus comentarios al respecto.
    Walter

  45. WAM says:

    Querido Walter: desconozco si César Vidal ha tomado la cita de las fuentes (la prensa de entonces) o no. Pero aunque no fuera exacta esa cita, sí he visto diarios que publican citas muy parecidas, o declaraciones incluso más fuertes, como las de Dolores Ibárruri. Te recomiendo que eches un vistado a los periodiocs de entonces y comprobarás que ese tipo de cosas se decían sin ningún rubor. En cualquier caso, arremeter contra Vidal sólo porque os parezca que una cita es equivocada me parece un dislate mayúsculo. Saludos

  46. Walter says:

    Hola WAM:
    El caso de la cita de Vidal tiene relevancia por lo siguiente:
    – Ese tipo de “cita equivocada” es imperdonable en un historiador, peor aún cuando no son declaraciones hechas de memoria sino resultado de sus “investigaciones profesionales”, en este caso documentos que el mismo revisa y que plasma en un libro.
    – Aún así el “error” solo convertiría a Vidal en un historiador mediocre, y podía haberse reivindicado con una rectificación oportuna.
    – El problema con Vidal es que, despues de haberse puesto en evidencia la gruesa “equivocación”, Vidal Manzanares no ha hecho ninguna rectificación; y cuando se le ha preguntado sobre el caso, se ha ido por las ramas (como haces tu en el comentario anterior), eludiendo responder el punto que tratamos, que es:
    _*SU CREDIBILIDAD*_.
    Saludos
    Walter

  47. WAM says:

    Walter: Te repito que yo no conozco ésa fuente, por lo que opinar sobre su credibilidad o no es cuestion de fe en Gibson o en Vidal
    ¿De verdad podéis considerar más creíble al Sr. Gibson que dice textualmente “lo de Paracuellos fue terrible, pero lo entiendo”. ¿Que lo entiende?. ¿Cómo que lo entiende? ¿Entiende el holocausto nazi, las purgas de Stalin, el régimen de Pol-Pot, los hutus? No sé vosotros, pero alguien que “entiende” un horror semejante al de Paracuellos no me infunde la menor credibilidad.
    Más saludos.

  48. Walter says:

    Hola WAM:
    No es cuestión de fe puedes verificar lo que dice el citado diario en Wikiipedia, no es un misterio, es un periódico.
    Respecto a la cita adulterada de Vidal, seguramente has leído su libro y podrás verificar que miente. Por lo demás, te repito que no se trata de escoger entre Vidal y Gibson, ni de tener fe en una u otra cosa, sino de saber la verdad. Dentro de esa perspectiva es que se cuestiona la veracidad de Vidal, y se hace con hechos concretos. No son calumnias ni inventos.
    Claro que no es fácil encontrar la verdad de diversos aspectos de la Guerra Civil española pues las heridas aún están abiertas, pero se tendrá mejor perspectiva cuando se comiencen a analizar los porqués más que los quienes.
    Un saludo,
    Walter

  49. Walter says:

    http://www.librexpresion.org/index.php?q=node/view/3621
    [Señor César Vidal:] Ian Gibson le acusa de mentir sobre lo publicado en La Voz en el prólogo de la reedición de su libro, ¿qué tiene que decir al respecto?
    Ian Gibson tiene un descaro impresionante otorgando su “comprensión” al genocidio y tendiendo cortinas de humo para no comentar, por ejemplo, los documentos soviéticos donde se identifica a Carrillo como responsable de los fusilamientos o se indican los pilotos soviéticos que intentaron derribar el avión en el que un representante de la Cruz Roja llevaba a Ginebra documentos sobre las matanzas. Ambos extremos los indico en mi libro y señalo como la versión de Gibson es inaceptable. No me extraña que al cabo de dos décadas haya vuelto a publicar el libro sin modificaciones. Si lo modificara, tendría que reconocer que está equivocado. (Fin de la cita)
    ——
    ¿Y que hay de la pregunta que le hacen? ¿QUE HAY DE SU MENTIRA?
    pensará que *¿si todos mienten entonces nadie debía cuestionar SU mentira?* ¿O podemos concluir el tema con el dicho “el que calla otorga”?

  50. Absalón says:

    Para David:
    A ver si te enteras, chaval, lee bien la entrevista de Losantos a César Vidal y comprobarás que en ningún momento refuta la información de Gibson sino que se limita a mostrar pruebas que no tienen nada que ver con las evidencias suministradas por Gibson, sino con descalificaciones personales.
    A ver si sabemos leer.

  51. david says:

    Para absalón:
    Mira chavalillo, yo no he dicho que César Vidal sea perfecto (lee bien mis comentarios y lo comprobarás), y si refuta a Gibson, lee el comentario que ha copiado Walter en el comentario anterior.
    Gracias por fomentar la lectura, pero fomentarla primero para ti, y luego a los demás.
    PD: Deja esa jerga de Torrente, no todos tenemos la misma gracia que él.

  52. david says:

    Perdón: escribí “fomentarla” en vez de “fomentala”

  53. Luis says:

    Aqui os dejo algo de Cesar Vidal para quien quiera saber acerca de su obra.
    1. ENIGMAS DE LA HISTORIA
    ¿Quién ganó las elecciones de abril de 1931?
    Por César Vidal
    En la mitología republicana ha sido común insistir en que la llegada de la república en abril de 1931 vino precedida de unas elecciones en las que el pueblo se manifestó abrumadoramente en contra de la monarquía y a favor del cambio de régimen. Se habría tratado, por lo tanto, de un tránsito democrático de una forma de Estado a otra. Pero en realidad, ¿quién ganó las elecciones de abril de 1931?
    La monarquía parlamentaria de Alfonso XIII se vio sometida a una operación incansable de acoso y derribo prácticamente desde sus inicios. Los socialistas y los anarquistas aspiraban a su eliminación total y a su sustitución por diferentes formas de socialismo; los republicanos deseaban la implantación de una república y los catalanistas —y posteriormente los nacionalistas vascos— soñaban con un proyecto de liquidación del Estado que, forzosamente, tenía que pasar por la destrucción del sistema de la monarquía liberal.
    Durante años, semejantes proyectos fracasaron vez tras vez, en parte, porque el sistema iba avanzando de una manera quizá no espectacular pero sí innegable y, en parte, porque las distintas fuerzas eran muy minoritarias —no hubo un diputado socialista hasta bien entrado el siglo XX y gracias a una conjunción con los republicanos— y actuaban de manera descoordinada. Esta situación experimentó un brusco final cuando en 1917 republicanos, socialistas y catalanistas, con el apoyo de un sector del ejército, descubrieron que tenían posibilidades ciertas de aniquilar el sistema parlamentario. El intento fracasó porque los catalanistas —un movimiento esencialmente burgués— temieron verse desbordados por los colectivos obreristas y porque el ejército terminó plegándose, como era su obligación, al poder constitucional.
    Cuando a inicios de los años 20 se produjo el pronunciamiento del general Primo de Rivera pudo dar incluso la impresión de que las fuerzas anti-sistema habían perdido la batalla. Los nacionalistas catalanes saludaron con inefable entusiasmo al general del que esperaban que acabaría con el pistolerismo anarquista que se había adueñado de Barcelona —como, efectivamente, sucedió— y también el PSOE se avino a colaborar con la dictadura de Primo de Rivera a la espera de que acabara con esos mismos anarquistas a los que no consideraba hermanos sino peligrosos rivales. De manera bien significativa, cuando concluyó la dictadura, nacionalistas catalanes y socialistas eran más fuertes y, sobre todo, estaban convencidos de que podían aniquilar el sistema parlamentario si jugaban sus cartas adecuadamente.
    Para llevar a cabo ese paso, no articularon una estrategia legalista sino, por el contrario, un entramado golpista que incluyera a sectores concretos de las fuerzas armadas. Sin embargo, la conspiración contra el sistema parlamentario no incluyó sólo a socialistas, nacionalistas catalanes o republicanos. Desde febrero a junio de 1930, conocidas figuras monárquicas como Miguel Maura Gamazo, José Sánchez Guerra, Niceto Alcalá Zamora, Ángel Ossorio y Gallardo, y Manuel Azaña abandonaron la defensa de la monarquía parlamentaria para pasarse al republicanismo. Finalmente, en el verano de 1930 se concluyó el Pacto de San Sebastián donde se fraguó un comité conspiratorio oficial destinado a acabar con la monarquía parlamentaria y sustituirla por una república.
    De la importancia de este paso puede juzgarse por el hecho de que los que participaron en la reunión del 17 de agosto de 1930 —Lerroux, Azaña, Domingo, Alcalá Zamora, Miguel Maura, Carrasco Formiguera, Mallol, Ayguades, Casares Quiroga, Indalecio Prieto, Fernando de los Ríos…— se convertirían unos meses después en el primer gobierno provisional de la República.
    La conspiración republicana comenzaría a actuar desde Madrid a partir del mes siguiente en torno a un comité revolucionario presidido por Alcalá Zamora; un conjunto de militares golpistas y pro-republicanos (López Ochoa, Batet, Riquelme, Fermín Galán…) y un grupo de estudiantes de la FUE capitaneados por Graco Marsá. Resulta obvio que, en términos generales, por lo tanto, el movimiento republicano quedaba reducido a minorías, ya que incluso la suma de afiliados de los sindicatos UGT y CNT apenas alcanzaba al veinte por ciento de los trabajadores y el PCE, nacido unos años atrás de una escisión del PSOE, era minúsculo. En un triste precedente de acontecimientos futuros, el comité republicano fijó la fecha del 15 de diciembre de 1930 para dar un golpe militar que derribara la monarquía e implantara la republica.
    Resulta difícil creer que el golpe hubiera podido triunfar pero el hecho de que los oficiales Fermín Galán y Ángel García Hernández decidieran adelantarlo al 12 de diciembre sublevando a la guarnición militar de Jaca tuvo como consecuencia inmediata que pudiera ser abortado por el gobierno. Juzgados en consejo de guerra y condenados a muerte, el gobierno acordó no solicitar el indulto y el día 14 Galán y García Hernández fueron fusilados. El intento de sublevación armada republicana llevado a cabo el día 15 de diciembre en Cuatro Vientos por los también militares Queipo de Llano y Ramón Franco no cambió en absoluto la situación. Por su parte, los miembros del comité conspiratorio huyeron (Indalecio Prieto), fueron detenidos (Largo Caballero) o se escondieron (Lerroux, Azaña).
    En aquellos momentos, el sistema parlamentario podría haber desarticulado con relativa facilidad el movimiento revolucionario mediante el sencillo expediente de exponer ante la opinión pública su verdadera naturaleza a la vez que procedía a juzgar a una serie de personajes que, en román paladino, habían intentado derrocar el orden constitucional mediante la violencia armada de un golpe de estado. Sin embargo, no lo hizo. Por el contrario, la clase política de la monarquía constitucional quiso optar precisamente por el diálogo con los que deseaban su fin. Buen ejemplo de ello es que cuando Sánchez Guerra recibió del rey Alfonso XIII la oferta de constituir gobierno, lo primero que hizo el político fue personarse en la cárcel Modelo para ofrecer a los miembros del comité revolucionario encarcelados sendas carteras ministeriales. Con todo, como confesaría en sus Memorias Azaña, la república parecía una posibilidad ignota. El que esa posibilidad revolucionaria se convirtiera en realidad se iba a deber no a la voluntad popular sino a una curiosa mezcla de miedo y de falta de información. La ocasión sería la celebración de unas elecciones municipales en abril de 1931.
    La próxima semana terminaremos de desvelar el ENIGMA sobre la victoria en las elecciones de abril de 1931.

  54. Walter says:

    ¿Cuál enigma?
    Los que ganaron las elecciones de 1931 fueron lo partidos antimonárquicos. Alfonso XIII interpreto el resultado de las elecciones y los disturbios que le sucedieron como indicio de guerra civil inminente. Abandonó el país y pidió al ejército respaldo para mantener la monarquía. Cuando el General Jose Sanjurjo, jefe del ejército, le respondió que las fuerzas armadas no iban a respaldar al rey contra la voluntad popular, el rey abdicó.
    Library of Congress of the United States – Country Studies

  55. Walter says:

    Me apuro en rectificar algo que traduje mal de Country Studies, confundí “a substantial vote” con “mayoría”.
    En Wikipedia dice que los que ganaron las elecciones fueron los monarquicos con 22,150 concejales contra 5,574 republicanos. Y agrega lo siguiente:
    “Cualitativamente el impulso republicano quedó de manifiesto al triunfar en las grandes ciudades (capitales de provincia), es decir, los núcleos menos vulnerables a la influencia del caciquismo y a la perversión del sistema electoral de 1907, que impedía la celebración de elecciones cuando no hubiera listas enfrentadas. Así lo entendió la élite monárquica y el propio Rey, que constataron la falta de apoyo popular al orden establecido, renunciaron a provocar una guerra civil y abrieron paso a la proclamación de la República.”
    Creo que pese a mi lamentable error, tampoco podemos hablar de enigma ¿no?

  56. Walter says:

    En
    http://www.guerracivil1936.galeon.com/proclamacion.
    dice:
    Las causas que motivaron la instauración del régimen republicano fueron principalmente el agotamiento del sistema político de la Restauración y la incapacidad de la monarquía de asumir sus errores durante la Dictadura. A partir de abril de 1931 quedó claro que el descontento popular iba orientado hacia una respuesta antimonárquica y pro republicana.
    La II República española llegó al poder en abril de 1931. En ello tuvo mucho que ver la caída de la Dictadura del general Miguel Primo de Rivera (29 de enero de 1930) que, apoyada por la monarquía, había tenido un triste final. El rey, Alfonso XIII, estaba más aislado que nunca, la clase obrera lo consideraba el símbolo de la opresión, la clase media no le perdonaba los siete años de dictadura, incluso para la clase dirigente la monarquía ya no representaba una solución de continuidad. El nuevo gobierno presidido por el general Dámaso Berenguer trataba inútilmente de volver a la situación anterior a la Dictadura, pero era imposible. El sistema político de la Restauración estaba agotado, gran parte de la opinión pública estaba ya resueltamente en contra de la monarquía.
    En el verano de 1930, con el gobierno en plena crisis, se produjo un pacto de unión entre diversos sectores del nuevo republicanismo. El así denominado “Pacto de San Sebastián”, clave en el tránsito de la monarquía a la república y firmado por representantes de las principales fuerzas sociales de izquierdas posibilitó una futura acción conjunta antimonárquica.
    ..
    Sin embargo, antes de que dicho pacto pudiera plantearse como una verdadera alternativa pacífica al cambio de sistema, los partidarios más acérrimos de la instauración de la República intentaron la vía golpista. Estimulada por diversos círculos militares (la U.M.R. Unión Militar Republicana) la guarnición de Jaca, con el capitán Fermín Galán y el teniente García Hernández al frente se sublevaron contra la monarquía y proclamaron la República. Su principal error estribó en no romper las comunicaciones con Francia, por lo que el gobierno, enterado del levantamiento, pudo tomar las medidas necesarias para sofocarlo. Aislados los rebeldes, fueron hechos prisioneros y sus cabecillas, Galán y García Hernández fueron fusilados. La República había conseguido así a sus mártires.
    La represión no acabó aquí pues todos los firmantes del Pacto de San Sebastián fueron encarcelados por lo que su reputación aumentó mucho desde sus celdas. El rey, decidió poner a prueba a la opinión pública convocando elecciones municipales para el 12 de abril de 1931. la escasa popularidad de la monarquía quedó patente en la victoria de las candidaturas republicanas en todas las principales ciudades españolas. Los datos oficiales señalaron 29.953 concejales monárquicos frente a 8.855 republicanos pero en aquella época los votos de las ciudades eran los que decidían y éstas habían votado mayoritariamente por la República.
    La proclamación de la República fue acogida con euforia por la mayoría de la población. Para estas multitudes la republica representaba la esperanza de una nueva España moderna y más justa. Mientras el país celebraba la proclamación de la República, Alfonso XIII abandonaba palacio por ultima vez rumbo a un exilio voluntario. Antes de marcharse dejó a los españoles esta proclama:
    “Las elecciones celebradas el domingo, me revelan claramente que no tengo hoy el amor de mi pueblo […]. Hallaría medios sobrados para mantener mis regias prerrogativas, en eficaz forcejeo con quienes las combaten. Pero, resueltamente, quiero apartarme de cuanto sea lanzar a un compatriota contra otro, en fraticida guerra civil […]. Espero conocer la auténtica y adecuada expresión de la conciencia colectiva, y mientras habla la nación suspendo deliberadamente el ejercicio del poder real y me aparto de España, reconociéndola como única señora de sus destinos.”
    La república quedó instaurada inmediatamente y a ojos de la opinión mundial pudo considerarse como un maravilloso ejemplo de civismo y madurez política. Su primer jefe de gobierno fue Alcalá Zamora, pero en el nuevo gabinete ya podía identificarse un alto componente de miembros de corte anticlerical o que ejercían profesiones liberales, representantes de la Institución Libre de Enseñanza. Los más destacados ministros de ese primer gobierno republicano eran Miguel Maura (Gobernación), Fernando de los Ríos (Justicia), Casares Quiroga (Marina), Alvaro de Albornoz (Fomento), Marcelino Domingo (Educación) y Manuel Azaña (Guerra).
    Nada más formarse este nuevo gobierno la República tuvo su primera dificultad ante la reaparición con fuerza del catalanismo político, que debía su fuerza a una combinación de la expansión económica catalana y su renacimiento literario (Jocs Florals). Desde el balcón de la Generalitat su principal líder, Francesc Macià, proclamó la Republica Catalana. Varios ministros viajaron rápidamente de Madrid a Barcelona para persuadir a Macià de que abandonara su idea y se mostrara favorable a la adopción de un estatuto de autonomía promulgado por las Cortes, a lo que accedió.
    Sin embargo, menos de un mes después de la proclamación de la República (11 de mayo de 1931), el anticlericalismo que ésta había desatado se convirtió en violencia callejera. Después de un enfrentamiento entre monárquicos y republicanos el día anterior, los partidarios de la República prendieron fuego a seis iglesias en Madrid. La policía republicana no hizo nada para impedir la quema de los conventos. Manuel Azaña, futuro presidente de la República, dijo ese día: “Todos los conventos de Madrid no valen la vida de un republicano”. Los católicos practicantes no olvidaron ni perdonaron esta actitud de las autoridades, los republicanos por su parte, promulgaron una Ley de Defensa de la República.
    El 28 de junio de 1931 se celebraron elecciones con un notable índice de participación que superaba el 70%. El sistema electoral, que primaba las mayorías otorgó un rotundo triunfo al Gobierno provisional formado tras las elecciones de abril y dio el siguiente resultado en escaños:
    PSOE 117; PARTIDO RADICAL 93; P. RADICAL-SOCIALISTA 59; PARTIDOS MONÁRQUICOS
    36; ESQUERRA CATALANA 32; P. REPUBLICANO CONSERVADOR 27; ACCIÓN REPUBLICANA 27; PARTIDO AGRARIO 26; ORGA (Nacionalistas gallegos)16; VASCONAVARROS 14; AGRUP. AL SERVICIO DE LA REP. 14; LLIGA REGIONALISTA 3; FEDERALES 14, OTROS PARTIDOS CENTRO-DER. 6

  57. Walter says:

    Y más en el tono panfletario de Vidal, aqui paso unas cifras, que no se si son ciertas pues salen de un sitio llamado “Brigadas Internacionales” claramente contrario a la posición pro-franquista de Vidal; pero algo debe haber, sino que aclaren LAS CIFRAS los que tengan pruebas en contrario.
    *España en 1931*
    24 millones de habitantes.
    10 millones de analfabetos.
    8 millones sumidos en la pobreza.
    2 millones de agricultores sin tierra.
    El 4% de los propietarios poseían el 80% de las tierras.
    El jornal medio de un trabajador era de 1 a 3 pesetas. El kilo de pan costaba 1 peseta.
    31.000 sacerdotes.
    20.000 frailes.
    60.000 monjas.
    5.000 conventos.
    Un ejército enormemente atrasado y desproporcionado.
    15.000 oficiales y 800 generales.
    Un oficial por cada seis hombres y un General por cada cien.

  58. Luis says:

    Aqui os dejo la 2ª parte del articulo:
    y 2. ENIGMAS DE LA HISTORIA
    ¿Quién ganó las elecciones de abril de 1931?
    Por César Vidal
    Aunque la propaganda republicana presentaría posteriormente las elecciones municipales de abril de 1931 como un plebiscito popular en pro de la República, no existió jamás ningún tipo de razones para interpretarlas de esa manera. En ningún caso su convocatoria tuvo carácter de referéndum ni —mucho menos— se trató de unas elecciones a Cortes constituyentes.
    De hecho, la primera fase de las elecciones municipales celebrada el 5 de abril se cerró con los resultados esperados, es decir, salieron elegidos 14.018 concejales monárquicos y tan sólo 1.832 republicanos. Con ese resultado electoral, en el que las candidaturas monárquicas fueron votadas siete veces más que las republicanas, no puede extrañar que tan sólo pasaran a control republicano un pueblo de Granada y otro de Valencia. Como era lógico esperar, en aquel momento, nadie hizo referencia a un plebiscito popular y menos que nadie los republicanos, que habían sido literalmente aplastados por el veredicto de las urnas.
    El 12 de abril de 1931 se celebró la segunda fase de las elecciones. De nuevo, los resultados fueron muy desfavorables para las candidaturas republicanas. De hecho, frente a 5.775 concejales republicanos, los monárquicos obtuvieron 22.150, es decir, el voto monárquico prácticamente fue el cuádruplo del republicano. Desde cualquier lógica democrática, los republicanos deberían haber reconocido su clara derrota y prepararse para las futuras elecciones a Cortes en las que, dicho sea de paso, no podía esperarse que obtuvieran grandes resultados. Sin embargo, lo que sucedió fue totalmente distinto. A pesar de los clarísimos datos electorales, los políticos monárquicos, los miembros del gobierno (salvo dos), los consejeros de palacio y los dos mandos militares decisivos —Berenguer y Sanjurjo— consideraron que el resultado era un plebiscito y que además implicaba un apoyo extraordinario para la república y un desastre para la monarquía.
    El hecho de que la victoria republicana hubiera sido urbana —como en Madrid donde el concejal del PSOE Saborit hizo votar por su partido a millares de difuntos— pudo contribuir a esa sensación de derrota pero no influyó menos en el resultado final la creencia de que los republicanos podían dominar la calle y arrastrar al país a una cruenta revolución. Semejante apreciación no se correspondía con la realidad dada la muy limitada fuerza republicana pero tuvo un peso decisivo sobre el desarrollo de los acontecimientos sobre los que pesaba, de manera muy consciente, la sombra de lo que había sucedido en Rusia tan sólo catorce años antes.
    Durante la noche del 12 al 13 de abril, el general Sanjurjo, a la sazón al mando de la Guardia Civil, dejó de manifiesto por telégrafo que no contendría un levantamiento contra la monarquía. Aquella afirmación constituía una gravísima dejación de los deberes encomendados pero quizá más grave fue el hecho de que los dirigentes republicanos supieran inmediatamente lo que pensaba hacer el general gracias a los empleados de correos adictos a su causa. Batidos incuestionablemente en el terreno electoral, los republicanos eran conscientes de que se enfrentaban con un sistema que se negaba a defender las propias instituciones encargadas legalmente de esa tarea. Ese conocimiento de la debilidad de las instituciones constitucionales explica sobradamente la reacción republicana cuando Romanones y Gabriel Maura —con el expreso consentimiento del rey— ofrecieron al comité revolucionario unas elecciones a cortes constituyentes.
    A esas alturas, sus componentes habían captado el miedo del adversario y no sólo rechazaron la propuesta sino que exigieron la marcha del rey antes de la puesta del sol del catorce de abril sabedores de que si la monarquía se reponía de aquel espejismo nunca se proclamaría una república cuyos candidatos habían sido derrotados clamorosamente en las elecciones celebradas unas horas antes. Para caldear el ambiente, los dirigentes republicanos convocaron manifestaciones que presentaron a los políticos monárquicos como espontáneas e incontrolables y cuya finalidad era aterrorizar a cualquiera que pretendiera hacerles frente.
    Por añadidura, Alfonso XIII no manifestó voluntad de resistir, sumido como estaba en la depresión más profunda a causa de la muerte de su madre unos meses antes y viendo cómo su esposa se hallaba lógicamente aterrada ante la posibilidad de acabar como la familia imperial rusa —parientes suyos, por otro lado—, fusilada por un pelotón revolucionario. Al fin y a la postre, los políticos constitucionalistas se rindieron ante los republicanos y con ellos el monarca, que no deseaba bajo ningún pretexto el estallido de una guerra civil. De esa manera, el sistema constitucional desaparecía de una manera más que dudosamente legítima y se proclamaba la Segunda república.
    Aunque la proclamación de la Segunda república estuvo rodeada de un considerable entusiasmo de una parte de la población, lo cierto es que, observada la situación objetivamente y con la distancia que proporciona el tiempo, no se podía derrochar optimismo. Los vencedores de la revolución se iban a sentir hiperlegitimados para tomar decisiones futuras que pasaran por encima del resultado de las urnas y no dudarían en reclamar el apoyo de la calle cuando el sufragio les fuera hostil. Semejante comportamiento tenía una lógica innegable porque, a fin de cuentas, ¿no había sido en contra de la aplastante mayoría de los electores como habían alcanzado el poder? A ese punto de arranque iba a unirse que, globalmente considerados, los vencedores de la revolución estaban constituidos por un pequeño y fragmentado número de republicanos que procedían en su mayoría de las filas monárquicas; dos grandes fuerzas obreristas —socialistas y anarquistas— que contemplaban la república como una fase hacia la utopía que debía ser surcada a la mayor velocidad; los nacionalistas —especialmente catalanes— que ansiaban descuartizar la unidad de la nación y que se apresuraron a proclamar el mismo 14 de abril la República catalana y el Estado catalán y una serie de pequeños grupos radicales de izquierdas que acabarían teniendo un protagonismo notable como era el caso del partido comunista.
    En su práctica totalidad, su punto de vista era utópico, bien identificaran esa utopía con la república implantada, con la consumación revolucionaria posterior o con la independencia; en su práctica totalidad, carecían de preparación política y, sobre todo económica, para enfrentarse con los retos que tenía ante sí la nación y, por añadidura, adolecían de un virulento sectarismo político y social que no sólo excluía de la vida pública a considerables sectores de la población española sino que también plantearía irreconciliables diferencias entre ellos. Así, la república iba a nacer de una absoluta falta de legitimidad democrática y, por añadidura, estaría inficionada desde su nacimiento con una serie de males que acabarían determinando su fracaso y, finalmente, el estallido de una cruenta guerra civil.
    No puede sorprender a nadie semejante resultado, ya que aquellas elecciones municipales de abril de 1931 los republicanos no las habían ganado sino que, por el contrario, las habían perdido estrepitosamente.

  59. Luis says:

    Otro articulo mas sobre Cesar Vidal:
    ENIGMAS DE LA HISTORIA
    El fracaso del alzamiento en Barcelona y Madrid
    Por César Vidal
    El 18 de julio de 1936, el alzamiento de un grupo de militares contra el gobierno del frente popular parecía destinado a triunfar en toda regla. Sin embargo, en unas horas cosechó dos sonoros fracasos en Barcelona y Madrid. La propaganda frentepopulista atribuiría semejante circunstancia a la respuesta popular pero, en realidad, ¿por qué fracasó el alzamiento de julio de 1936 en Barcelona y Madrid?
    A media mañana del 19 de julio de 1936, el golpe militar dirigido contra el gobierno del frente popular había triunfado en todas las partes donde se había iniciado. Marruecos, Canarias, Sevilla ciudad y los ámbitos de las Divisiones 5ª, 6ª y 7ª estaban controlados en mayor o menor medida por los alzados. Incluso el general Goded había declarado el estado de guerra en Palma de Mallorca en la madrugada del día 19 y daba la impresión de que todo el archipiélago de las Baleares se sumaría a la sublevación. Paradójicamente, en el momento de mayor éxito de los rebeldes fue cuando se produjo una serie de acontecimientos que abortaron el triunfo final del golpe. El primer revés de consideración se produjo en Barcelona, una plaza que no sólo era cabecera de la 4ª División sino que además tenía una enorme importancia por el número de fuerzas acuarteladas durante la misma. Con anterioridad a la rebelión, la Jefatura de Policía de Barcelona había remitido un informe al consejero de Gobernación de la Generalitat sobre las actividades conspiratorias de algunos militares. El informe mencionaba que podía esperarse un golpe destinado a derrocar al Gobierno y en el que intervendría Falange. La Generalitat decidió optar por un compás de espera pero las centrales sindicales, en especial la CNT, que también conocían los preparativos de los conspiradores, adoptaron una actitud muy distinta. El plan de los rebeldes consistía en que Fernández Burriel capitaneara el alzamiento —hasta la llegada del general Goded, procedente de Mallorca— y que fuera apoyado por el general Legorburu desde el cuartel de San Andrés (7ª de Artillería ligera). Unidos a fuerzas de Infantería y Caballería, los alzados debían confluir sobre el casco viejo y tomar los centros neurálgicos, en especial, la Consejería de Gobierno, la Comisaría de Orden Público y la Generalidad. El regimiento de Badajoz debía apoderarse de la Telefónica y el de Montesa tenía que mantener el enlace con la Infantería situada en la zona de la plaza de la Universidad-plaza de Cataluña y tomar, con otras tropas, el Paralelo.
    Llegados a ese punto, las fuerzas sublevadas estrecharían el cerco del casco antiguo rindiendo la ciudad. El plan no estaba en absoluto mal concebido y sus ejecutores lo contemplaban con un considerable optimismo. Sin embargo, tenía un punto débil y era que su triunfo inicial dependía, como mínimo, de la pasividad de las fuerzas de orden público. A las cinco de la madrugada del 19 de julio, una parte de las tropas acantonadas en Barcelona abandonó sus acuartelamientos con la intención de ocupar los puntos considerados estratégicos. Casi inmediatamente, en el cruce llamado “El cinco de oros”, entre el Paseo de Gracia y Diagonal, se produjo un enfrentamiento entre las tropas rebeldes y cuatro compañías y un escuadrón de las fuerzas de seguridad a las que se habían sumado grupos obreros. El choque resultó nefasto para los rebeldes. Posiblemente sorprendidos por una resistencia que no esperaban, los sublevados se dieron a la fuga o se rindieron, aunque los mandos, con algunos efectivos, se refugiaron en el convento de Carmelitas de la calle de Lauria. Allá fueron cercados y acabaron rindiéndose. Los logros obtenidos por los otros grupos alzados fueron diversos pero, a media mañana, la situación de los rebeldes distaba mucho de ser la esperada. La pésima coordinación entre las diferentes fuerzas, la resistencia de los Guardias de Asalto y de la CNT y la colocación de barricadas habían dislocado prácticamente el dispositivo golpista. Los sublevados, bajo el mando del general Fernández Burriel, ocupaban el hotel Colón y la Telefónica, tenían recluido en Capitanía a Llano de la Encomienda —que, no obstante, siguió cursando órdenes— y habían llegado a la plaza de Cataluña pero sus posibilidades de triunfo ya eran reducidas. Al mediodía, con la finalidad de dirigir el golpe llegó en avión procedente de Mallorca el general Goded junto con su hijo. El general rebelde, desalentado, se percató de la situación real. Las tropas alzadas no sólo distaban mucho de controlar la situación sino que además habían sido incapaces de hacerse con las estaciones, las transmisiones, la radio y los edificios principales. Las peticiones de refuerzos que Goded cursó a Palma, así como su intento de apoderarse del aeródromo del Prat, resultaron ya inútiles, puesto que el teniente coronel Díaz Sandino se mantenía al lado de las autoridades republicanas. Con todo, el factor decisivo a la hora de sofocar el alzamiento totalmente fue la actitud de las fuerzas de orden público.
    Cuando sobre las dos de la tarde, la Guardia Civil, mandada por el coronel Escobar, decidió mantenerse dentro de la legalidad, el fracaso golpista quedó decidido de forma irreversible. Escobar reconquistó la plaza de la Universidad y luego intervino decisivamente en la Plaza de Cataluña en combinación con los guardias de Asalto y con diversos contingentes obreros. De hecho, el emblemático Buenaventura Durruti protagonizó así el asalto al edificio de la Telefónica que concluyó con un éxito, pese al número elevadísimo de pérdidas obreras. A media tarde del día 19, Goded telefoneó al general Aranguren para intentar llegar a un arreglo que éste no aceptó. El general sublevado sólo podía ya rendirse sin condiciones y con esa finalidad telefoneó al consejero de Gobernación. Sólo insistió en que fuera la Guardia Civil la encargada de prenderlo. Así sucedió poco después de las siete. Tras entrevistarse con Companys, Goded pronunció un mensaje por radio en que afirmaba que la suerte le había sido adversa y que los que desearan continuar la lucha quedaban libres de compromiso y no debían contar con él. Goded sería trasladado al buque Uruguay. Tras ser juzgado por un consejo de guerra, fue fusilado en agosto. Su hijo fue canjeado en octubre de 1937.
    Al terminar el día 19, sólo seguía resistiendo el cuartel de las Atarazanas, situado al final de las Ramblas y frente al puerto. El 20, también este reducto sucumbió ante el asalto de los anarquistas. En un intento de tomarlo, cayó muerto el anarquista Francisco Ascaso, amigo de Durruti. Éste no tuvo compasión con los oficiales rebeldes. Los colocó contra la pared y procedió a fusilarlos. A la una de la tarde aproximadamente, los últimos reductos del Alzamiento en Barcelona habían desaparecido. La suerte de la rebelión en el resto de Cataluña fue similar y derivó, sin dudas, del fracaso barcelonés. En Gerona, una parte de las tropas de la guarnición procedió en la madrugada del día 19 a declarar el estado de guerra “cumpliendo órdenes de Barcelona”. Sin embargo, el fracaso de Goded aquella misma tarde provocó una reacción de las fuerzas de orden público —Guardia Civil y Guardias de Asalto— que instaron a los sublevados para que se retiraran a sus cuarteles. Así lo hicieron éstos, evitando el choque militar y permitiendo que la República siguiera controlando la ciudad. En Lérida, el comandante de la plaza, coronel de Infantería Rafael Sanz Gracia, siguiendo las órdenes de Cabanellas, sacó las tropas a la calle a las 9 de la mañana del 20 de julio. Sin embargo, el resultado adverso en Barcelona llevó a Sanz Gracia a rendirse. En manos de la CNT-FAI, los sublevados más relevantes fueron fusilados. La ciudad, controlada por los anarquistas y el POUM, se convirtió además en testigo de tropelías que, en su mayor parte, tuvieron un contenido anticlerical. Algo similar sucedió en Tarragona. Los resultados obtenidos por el golpe en Barcelona llevaron a los jefes y oficiales de la guarnición a mantenerse en un compás de espera a pesar de que eran simpatizantes de la rebelión. Finalmente, el teniente coronel Ángel Martínez-Peñalver Ferrer desligó a los conjurados de sus compromisos y evitó la posibilidad de un alzamiento. La oleada revolucionaria, sin embargo, no pudo ser evitada. A los pocos días, en Tarragona se produjeron incendios de iglesias, y asesinatos de aquellos que se consideraban enemigos de clase: los sacerdotes, los militares no adictos y algunos civiles derechistas. El fracaso golpista en Barcelona determinó así que Cataluña se mantuviera en el bando republicano. El 21 de julio, toda la región y buena parte de Huesca estaban ya controladas por el recién creado Comité de Milicias Antifascistas. Con ello el mecanismo del golpe quedaba seriamente dañado.
    Su revés definitivo iba a recibirlo, no obstante, en la capital de la nación. La guarnición madrileña era, con la excepción de la ubicada en Marruecos, la más numerosa de España. Como había sucedido en Barcelona, las autoridades estaban al corriente de la posibilidad de un golpe militar pero no le habían prestado excesiva atención. Las noticias sobre la sublevación en África —que ya llegaron a la capital el día 17—provocaron la lógica tensión en Madrid. De hecho, durante este día y el siguiente las organizaciones obreras insistieron en que se les entregaran armas para abortar una rebelión que se adivinaba inminente. Casares se opuso radicalmente a esa posibilidad por el temor de que las mencionadas organizaciones controlaran después las calles y desbordaran a las autoridades republicanas. Por otro lado, Casares se ocupó de asegurarse el apoyo de las fuerzas de seguridad que, como en el caso de Barcelona, estaban llamadas a tener un papel decisivo. Asimismo se produjo la detención de tres coroneles, un teniente coronel, tres comandantes, dos capitanes y dos tenientes sospechosos y los oficiales de la UMRA se apoderaron de los puestos de mando y de los centros de transmisiones y comunicaciones. La confirmación del triunfo rebelde en Marruecos determinó a Casares a dimitir en la tarde del 18 lo que, históricamente, ha tenido el efecto de difuminar el valor de las inteligentes medidas tomadas en sus últimas horas como presidente del gobierno. Lo cierto es que Casares había colocado de entrada a las fuerzas leales al frente popular en una posición de superioridad. Al tener lugar la dimisión de Casares, Azaña encargó formar gobierno a Martínez Barrio con la intención de llegar a un acuerdo con los sublevados que evitara la guerra, pero los intentos realizados al respecto concluyeron con un fracaso.
    En paralelo a la actividad de las autoridades republicanas, los conjurados dieron muestra a lo largo del día 18 de una incompetencia y una indecisión pasmosas. Aquella tarde ya se distribuyeron fusiles al pueblo y se formó el primer batallón de milicias en el círculo socialista del puente de Segovia. Es dudoso que el valor estrictamente militar de aquellas fuerzas fuera elevado pero el efecto desmoralizador que ejercieron sobre los rebeldes fue notable. El día 19, Madrid amaneció como una ciudad enfervorizada que esperaba una rebelión militar de un momento a otro. Aquella mañana, el teniente coronel del Arma de Ingenieros Ernesto Carratalá Cernuda, jefe del Batallón 1ª de Zapadores, fue asesinado por sus oficiales cuando intentó dar armas al pueblo. Azaña convocó al palacio de Oriente a un conjunto de personajes de relevancia (Martínez Barrio, Largo Caballero, Prieto, Giral, Sánchez Román…) para abordar un problema que estaba adquiriendo unas dimensiones superiores a lo esperado. La propuesta de Sánchez Román de llegar a un pacto con los rebeldes provocó la oposición de los presentes que conocían ya el fracaso de Martínez Barrio y también las primeras acciones de los rebeldes. El nuevo Gobierno, presidido por Giral, decidió cortar por lo sano y ordenó que se entregara armas a las organizaciones de izquierdas para abortar la rebelión. Ésta comenzaba ya a dar señales de vida. De hecho, un grupo de falangistas se había ido concentrando en el cuartel de la Montaña, que estaba ya en clara rebeldía desde que el mismo se encontraba bajo el mando del general Fanjul.
    Hacía mucho tiempo que Fanjul —que había combatido en Cuba y Marruecos— no ejercía un mando militar efectivo. De hecho, al menos desde la segunda década del siglo había sido más un político que un militar militando en las filas del partido de Maura y después en la CEDA. Diputado en 1931 y 1933, se había visto horrorizado —como millones de españoles— por la revolución de octubre de 1934 que, encabezada por el PSOE y los nacionalistas catalanes, había intentado acabar con el gobierno republicano. Fanjul actuó en 1935 a las órdenes de Gil Robles, a la sazón ministro de la guerra, pero nuevamente su cometido había sido fundamentalmente político. Su llegada al cuartel de la Montaña —de paisano y el día 19— podía haber resultado decisiva pero en lugar de utilizar las tropas de que disponía para ocupar los puntos neurálgicos de la ciudad, optó por permanecer encerrado a la espera de unos hipotéticos refuerzos que debían llegarle de Burgos y Valladolid. De esa manera, condenó el golpe al fracaso.
    Al amanecer del día 20, se inició el cañoneo del cuartel de la Montaña. Los sitiados sólo resistieron algunas horas y eso teniendo que vencer las propias disidencias existentes entre sus ocupantes. Cuando se utilizó la aviación contra ellos, el cuartel capituló. Se produjo entonces el fusilamiento de los prisioneros aunque algunos como el general Fanjul, su hijo, que era teniente médico, y el coronel Fernández Quintana fueron capturados con vida y, tras ser juzgados el 15 de agosto por rebelión militar, se les fusiló ese mismo mes. Yugulada la sublevación en Madrid, los conatos en otros lugares de la provincia fueron sofocados sin dificultad, concluyendo con la rendición de los rebeldes de Alcalá de Henares el día 21. Como había sucedido en Barcelona, el fracaso del golpe en Madrid determinó también el de las ciudades cercanas. Así sucedió en Guadalajara, donde el comandante Rafael Ortiz de Zárate cayó prisionero de los milicianos el 22 y fue fusilado por éstos. De la misma manera, Badajoz y Ciudad Real —donde se produjo una auténtica explosión de violencia anticlerical— se mantuvieron leales a la República. De esa manera, toda la primera región militar quedó bajo el control del Gobierno, salvo la guarnición de Toledo, donde el coronel Moscardó, jefe de la Escuela Central de Gimnasia, se sublevó con el apoyo de sus hombres, de los de la Academia de Infantería y de la Guardia Civil y procedió a encerrarse en el Alcázar.
    El fracaso en Barcelona y Madrid fue decisivo porque hizo perder a los rebeldes Cataluña y parte de Aragón así como toda la primera región militar. De haber sido el resultado el contrario, muy posiblemente la guerra hubiera concluido en unas semanas con el mismo resultado militar pero con distintas consecuencias. En la zona frentepopulista el triunfo se atribuyó a las masas populares —en realidad militantes anarquistas, comunistas y socialistas— que habrían sofocado con su entusiasmo y su valor el alzamiento. Esta mitología se mantendría durante la guerra —causando un enorme daño al esfuerzo militar republicano— e incluso es común encontrarla en la actualidad en algunos libros. La realidad había sido muy distinta. En Barcelona, el fracaso del alzamiento se debió a la conjunción de dos factores muy importantes. El primero fue la impericia de los alzados para tomar los puntos clave de la ciudad y el segundo —realmente decisivo— la lealtad del coronel Escobar, guardia civil y católico piadoso, a las autoridades constituidas. Sin esa conjunción, nada hubiera podido hacer la CNT, que en unos días mostraría su incompetencia en el frente de Aragón. En Madrid, la responsabilidad del fracaso fue muy similar, pero recae una porción mayor en el general Fanjul. Ciertamente contaba con pocas fuerzas — pero no menos, por ejemplo, que el general Queipo de Llano en Sevilla o que los alzados de Granada—, pero si en lugar de haberse recluido en un enclave susceptible de asedio las hubiera empleado correctamente la suerte del alzamiento en la capital podría haber sido muy distinta. Como señaló en una ocasión el mariscal Montgomery, la guerra la gana finalmente el bando que comete menos equivocaciones y en estos dos casos las cometidas por los alzados fueron del suficiente calibre como para privarles la victoria y con ello transformar el golpe en prolongada guerra civil.

  60. Walter says:

    Hola Luis:
    Cesar Vidal parte de premisas falsas. No hay enigmas en los temas que toca. No hay “mito” republicano. Esas calificaciones son argucias poco profesionales que usa Vidal para adulterar la historia y aliviar las conciencias de la derecha actual heredera del pasado franquista, al mejor estilo de David Irving y su negación del Holocausto..
    En lo que respecta al primer artículo en dos partes, Vidal afirma que los monárquicos ganaron las elecciones de Abril 1931, pero eso no es un enigma, puedes ir a todos los sitios de historia que veas en la red y te dirán lo mismo. Lo que también dirán, pero que no lo dice Vidal, es que la mayoría de concejales que sacaron los monárquicos correspondía a pueblos pequeños donde el poder de los monárquicos controlaba las elecciones, mientras que los republicanos ganaron en más de 40 de las 50 ciudades principales de España. Es un hecho histórico conocido que las elecciones eran municipales, no hay enigma, nadie afirma que se convocaran las elecciones para un “plebiscito contra el rey”. Pero tales elecciones municipales se convierte de hecho en un Plebiscito cuando el propio rey de España renuncia afirmando que su pueblo lo había rechazado. Es la renuncia del rey la que convierte en plebiscito tales elecciones y no la “mitología republicana”
    Tus propias transcripciones se convierten en pruebas de cargo contra la calidad de historiador de Cesar Vidal. Puedes comprobar que miente, especula y hasta interpreta intenciones y voluntades de personajes sin tener manera de comprobar que fueran así, salvo que estuviera metido en las mentes de ellos. Convierte la “historia” en un juego de ambiciones partidistas y personales, la historia espara él, un cuento de los buenos contra los malos. No menciona para nada la situación económica de España, los estragos de la dictadura de Primo de Rivera, la concentración de todas las tierras en manos de aristócratas, latifundistas y la iglesia, no habla del nivel del empleo y del salario, no habla de la falta de libertades democráticas ni de las represiones y persecuciones políticas; no menciona el poder de la Iglesia sobre el estado, ni menciona la situación internacional, etc. Reconocerás que estos factores son imprescindibles en un análisis serio de la historia de un país.
    Vidal caricaturiza la historia para convertirla es un pleito político entre los buenos y los malos, la eterna lucha entre el bien y el mal, la misma cantaleta desde San Pablo hasta San George Bush, ambos santos de la devoción de Vidal. Pero no es tan simple. La historia, y en particular las guerras, enseñan que no hay un bando bueno y un bando malo, hay personas buenas y personas malas en todos los bandos; por ello, en lugar de voluntades personales, debemos analizar las múltiples causas que generan los conflictos; seguro encontraremos que son más determinantes los INTERESES ECONOMICOS de los grupos de poder que las VOLUNTADES POLITICAS de los protagonistas..
    Saludos cordiales,
    Walter
    PD: Sería interesante que agregaras tus comentarios a las transcripciones de Vidal, para saber cual es TU OPINION, la de Vidal puede encontrarse en muchos sitios de la Internet.

  61. Luis says:

    Yo comparto todo lo que Cesar Vidal dice por eso me he limitado ha poner articulos suyos,para que la gente que este interesada en conocer articulos de Cesar Vidal tenga la oprtunidad de hacerlo.

  62. Luis says:

    1.ENIGMAS DE LA HISTORIA
    ¿Ganó el Frente popular las elecciones de febrero de 1936?
    Por César Vidal
    La mitología frentepopulista ha insistido durante décadas en el hecho de que en febrero de 1936 las izquierdas agrupadas en el Frente popular obtuvieron una rotunda e innegable victoria electoral y en que, precisamente, la incapacidad de las derechas para aceptar el resultado de las urnas acabó degenerando en una conspiración que cristalizó en el alzamiento de julio de 1936. Sin embargo, ¿ganó verdaderamente el Frente popular las elecciones de febrero de 1936?
    Tras el alzamiento armado de octubre de 1934 en que el PSOE y los nacionalistas de la Ezquerra —con apoyos no escasos del PNV y los republicanos— pretendieron derribar al gobierno legítimo, la segunda república entró en una deriva que Stanley Payne ha denominado “el desplome de la segunda república” y Pío Moa “los orígenes de la guerra civil española”. Las derechas habían salvado al régimen de su aniquilación revolucionaria pero no quisieron —quizá tampoco supieron— someter al peso de la ley a los que habían deseado acabar con el sistema constitucional. Así, durante 1935, los nacionalistas y la izquierda se dedicaron a propalar rumores sobre las atrocidades cometidas por las fuerzas del orden que habían sofocado la revolución y, a la vez, se emplearon a fondo en aniquilar a las fuerzas de las derechas que podían servir de sostén al régimen republicano.
    De manera consciente o no, las izquierdas fueron empujando a la radicalización a unas derechas que, paradójicamente para muchos, habían sido las garantes de la legalidad republicana. Pieza clave de esta estrategia fue, ya en septiembre de 1935, el estallido del escándalo del estraperlo. Strauss y Perl, los personajes que le darían nombre, eran dos centroeuropeos que habían inventado un sistema de juego de azar que permitía hacer trampas con relativa facilidad. Su aprobación se debió a la connivencia de algunos personajes vinculados a Lerroux, el dirigente del partido radical. Los sobornos habían alcanzado la cifra de cinco mil pesetas y algunos relojes pero se convertirían en un escándalo que superó con mucho la gravedad del asunto. Strauss amenazó, en primer lugar, con el chantaje a Lerroux y cuando éste no cedió a sus pretensiones, se dirigió a Alcalá Zamora, el presidente de la república. Alcalá Zamora discutió el tema con Indalecio Prieto y Azaña y, finalmente, decidió desencadenar el escándalo para hundir a las derechas. Como señalaría lúcidamente Josep Plá, la administración de justicia no pudo determinar responsabilidad legal alguna —precisamente la que habría resultado interesante— pero en una sesión de Cortes del 28 de octubre se produjo el hundimiento político del partido radical, unas de las fuerzas esenciales en el colapso de la monarquía constitucional y el advenimiento de la república menos de cuatro años antes.
    De esa manera, la CEDA quedaba prácticamente sola en la derecha frente a unas izquierdas poseídas de una creciente agresividad. Porque no se trataba únicamente de propaganda y demagogia. Durante el verano de 1935, el PSOE y el PCE —que en julio ya había recibido de Moscú la consigna de formación de frentes populares— desarrollaban contactos para una unificación de acciones. En paralelo, republicanos y socialistas discutían la formación de milicias comunes mientras los comunistas se pronunciaban a favor de la constitución de un Ejército rojo. El 14 de noviembre de 1935, Azaña propuso a la ejecutiva del PSOE una coalición electoral de izquierdas. Acababa de nacer el Frente popular.
    En esos mismos días, Largo Caballero salió de la cárcel —después de negar cínicamente su participación en la revolución de octubre de 1934— y la sindical comunista CGTU entraba en la UGT socialista. Así, el año 1935 concluyó con el desahucio del poder de Gil Robles; con unas izquierdas que creaban milicias y estaban decididas mayoritariamente a ganar las siguientes elecciones para llevar a cabo la continuación de la revolución de octubre de 1934; y con reuniones entre Chapaprieta y Alcalá Zamora para crear un partido de centro en torno a Portela Valladares que atrajera un voto moderado preocupado por la agresividad de las izquierdas y una posible reacción de las derechas. Ésta, de momento, parecía implanteable. La Falange, el partido fascista de mayor alcance, era un grupo minoritario; los carlistas y otros grupos monárquicos carecían de fuerza y en el ejército Franco insistía en rechazar cualquier eventualidad golpista a la espera de la forma en que podría evolucionar la situación política. Así al persistir en la idea de que no era el momento propicio, impidió la salida golpista.
    Cuando el 14 de diciembre de 1935, Portela Valladares formó gobierno era obvio que se trataba de un gabinete puente para convocar elecciones. Finalmente, Alcalá Zamora, aceptando las presiones de las izquierdas, disolvió las Cortes (la segunda vez durante su mandato, lo que implicaba una violación de la Constitución) y convocó elecciones para el 16 de febrero de 1936 bajo un gobierno presidido por Portela Valladares.
    El 15 de enero de 1936 se firmó el pacto del Frente popular como una alianza de fuerzas obreras y burguesas cuyas metas no sólo no eran iguales sino que, en realidad, resultaban incompatibles. Los republicanos como Azaña y el socialista Prieto perseguían fundamentalmente regresar al punto de partida de abril de 1931 en el que la hegemonía política estaría en manos de las izquierdas. Para el resto de las fuerzas que formaban el Frente popular, especialmente el PSOE y el PCE, se trataba tan sólo de un paso intermedio en la lucha hacia la aniquilación de la República burguesa y la realización de una revolución que concluyera en una dictadura obrera. Si Luis Araquistain insistía en hallar paralelos entre España y la Rusia de 1917, donde la revolución burguesa sería seguida por una proletaria, Largo Caballero difícilmente podía ser más explícito sobre las intenciones del PSOE. En el curso de una convocatoria electoral que tuvo lugar en Alicante, el político socialista afirmaba:
    “Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos” (El Liberal, de Bilbao, 20 de enero de 1936).
    Tras el anuncio de la voluntad socialista de ir a una guerra civil si perdía las elecciones, el 20 de enero, Largo Caballero decía en un mitin celebrado en Linares: “… la clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución”.
    El 10 de febrero de 1936, en el Cinema Europa, Largo Caballero volvía a insistir en sus tesis: “… la transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas… estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia”.
    No menos explícito sería el socialista González Peña al indicar la manera en que se comportaría el PSOE en el poder: “… la revolución pasada (la de Asturias) se había malogrado, a mi juicio, porque más pronto de lo que quisimos surgió esa palabra que los técnicos o los juristas llaman “juridicidad”. Para la próxima revolución, es necesario que constituyéramos unos grupos que yo denomino “de las cuestiones previas”. En la formación de esos grupos yo no admitiría a nadie que supiese más de la regla de tres simple, y apartaría de esos grupos a quienes nos dijesen quiénes habían sido Kant, Rousseau y toda esa serie de sabios. Es decir, que esos grupos harían la labor de desmoche, de labor de saneamientos, de quitar las malas hierbas, y cuando esta labor estuviese realizada, cuando estuviesen bien desinfectados los edificios públicos, sería llegado el momento de entregar las llaves a los juristas”.
    González Peña acababa de anunciar todo un programa que se cumpliría apenas unos meses después con la creación de las checas. Con no menos claridad se expresaban los comunistas. En febrero de 1936, José Díaz dejó inequívocamente de manifiesto que la meta del PCE era “la dictadura del proletariado, los soviets” y que sus miembros no iban a renunciar a ella.
    De esta manera, aunque los firmantes del pacto del Frente popular (Unión republicana, Izquierda republicana, PSOE, UGT, PCE, FJS, Partido sindicalista y POUM) suscribían un programa cuya aspiración fundamental era la amnistía de los detenidos y condenados por la insurrección de 1934 —reivindicada como un episodio malogrado pero heroico— algunos de ellos lo consideraban como un paso previo, aunque indispensable, al desencadenamiento de una revolución que liquidara a su vez la Segunda República incluso al costo de iniciar una guerra civil contra las derechas.
    También sus adversarios políticos centraron buena parte de la campaña electoral en la mención del levantamiento armado de octubre de 1934. Desde su punto de vista, el triunfo del Frente popular se traduciría inmediatamente en una repetición, a escala nacional y con posibilidades de éxito, de la revolución. En otras palabras, no sería sino el primer paso hacia la liquidación de la república y la implantación de la dictadura del proletariado. En este clima se celebraron, finalmente, las elecciones.
    La próxima semana terminaremos de desvelar el ENIGMA sobre el resultado electoral de los comicios de febrero de 1936.

  63. Luis says:

    y 2. ENIGMAS DE LA HISTORIA
    ¿Ganó el Frente popular las elecciones de febrero de 1936?
    Por César Vidal
    En medio de un clima de violencia, de agresiones, de amenazas y de desafío consciente y contumaz a la legalidad se celebraron las elecciones de febrero de 1936. Éstas no sólo concluyeron con resultados muy parecidos para los dos bloques sino que además estuvieron inficionadas por el fraude en el recuento de los sufragios.
    Así, sobre un total de 9.716.705 votos emitidos, 4.430.322 fueron para el Frente popular; 4.511.031 para las derechas y 682.825 para el centro. Otros 91.641 votos fueron emitidos en blanco o resultaron destinados a candidatos sin significación política. Sobre estas cifras resulta obvio que la mayoría de la población española se alineaba en contra del Frente popular y, si a ello añadimos los fraudes electorales encaminados a privar de sus actas a diputados de centro y derecha, difícilmente puede decirse que contara con el respaldo de la mayoría de la población. A todo ello hay que añadir la existencia de irregularidades en provincias como Cáceres, La Coruña, Lugo, Pontevedra, Granada, Cuenca, Orense, Salamanca, Burgos, Jaén, Almería, Valencia y Albacete, entre otras, contra las candidaturas de derechas. Con todo, finalmente, este cúmulo de irregularidades se traduciría en una aplastante mayoría de escaños para el Frente popular.
    En declaraciones al Journal de Geneve, publicadas ya en 1937, sería nada menos que el presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, el que reconociera la peligrosa suma de irregularidades electorales: “A pesar de los refuerzos sindicalistas, el “Frente Popular” obtenía solamente un poco más, muy poco, de 200 actas, en un Parlamento de 473 diputados. Resultó la minoría más importante pero la mayoría absoluta se le escapaba. Sin embargo, logró conquistarla consumiendo dos etapas a toda velocidad, violando todos los escrúpulos de legalidad y de conciencia.
    Primera etapa: Desde el 17 de febrero, incluso desde la noche del 16, el “Frente Popular”, sin esperar el fin del recuento del escrutinio y la proclamación de los resultados, lo que debería haber tenido lugar ante las Juntas Provinciales del Censo en el jueves 20, desencadenó en la calle la ofensiva del desorden, reclamó el Poder por medio de la violencia. Crisis: algunos Gobernadores Civiles dimitieron. A instigación de dirigentes irresponsables, la muchedumbre se apoderó de los documentos electorales: en muchas localidades los resultados pudieron ser falsificados.
    Segunda etapa: Conquistada la mayoría de este modo, fue fácilmente hacerla aplastante. Reforzada con una extraña alianza con los reaccionarios vascos, el “Frente Popular” eligió la Comisión de validez de las actas parlamentarias, la que procedió de una manera arbitraria. Se anularon todas las actas de ciertas provincias donde la oposición resultó victoriosa; se proclamaron diputados a candidatos amigos vencidos. Se expulsaron de las Cortes a varios diputados de las minorías. No se trataba solamente de una ciega pasión sectaria; hacer en la Cámara una convención, aplastar a la oposición y sujetar el grupo menos exaltado del “Frente Popular”. Desde el momento en que la mayoría de izquierdas pudiera prescindir de él, este grupo no era sino el juguete de las peores locuras.
    Fue así que las Cortes prepararon dos golpes de estado parlamentarios. Con el primero, se declararon a sí mismas indisolubles durante la duración del mandato presidencial. Con el segundo, me revocaron. El último obstáculo estaba descartado en el camino de la anarquía y de todas las violencias de la guerra civil”.
    En otras palabras, las izquierdas —que ciertamente habían obtenido un importante respaldo en las elecciones— falsearon el resultado electoral para asegurarse una mayoría absoluta a la que no se acercaron ni lejanamente. El uso de la violencia, del fraude, de la falsedad documental y del quebrantamiento de la legalidad electoral fueron considerados aceptables para llegar a esa meta. De esa manera, las elecciones de febrero de 1936 se convirtieron ciertamente en la antesala de un proceso revolucionario que había fracasado en 1917 y 1934 a pesar de su éxito notable en 1931. Así, aunque el gobierno quedó constituido por republicanos de izquierdas bajo la presidencia de Azaña para dar una apariencia de moderación, no tardó en lanzarse a una serie de actos de dudosa legalidad que formarían parte esencial de la denominada “primavera trágica de 1936”.
    Mientras Lluis Companys, el golpista de octubre de 1934, regresaba en triunfo a Barcelona para hacerse con el gobierno de la Generalidad, los detenidos por la insurrección de Asturias eran puestos en libertad en cuarenta y ocho horas y se obligaba a las empresas en las que, en no pocas ocasiones, habían causado desmanes e incluso homicidios a readmitirlos. En paralelo, las organizaciones sindicales exigían en el campo subidas salariales de un cien por cien, con lo que el paro se disparó. Entre el 1 de mayo y el 18 de julio de 1936 el agro sufrió 192 huelgas. Más grave aún fue que el 3 de marzo los socialistas empujaran a los campesinos a ocupar ilegalmente varias fincas en el pueblo de Cenicientos. Fue el pistoletazo de salida para que la Federación —socialista— de Trabajadores de la Tierra quebrara cualquier vestigio de legalidad en el campo. El 25 del mismo mes, sesenta mil campesinos ocuparon tres mil fincas en Extremadura, un acto legalizado a posteriori por un gobierno incapaz de mantener el orden público.
    El 5 de marzo, el Mundo Obrero, órgano del PCE, abogaba, pese a lo suscrito en el pacto del Frente popular, por el “reconocimiento de la necesidad del derrocamiento revolucionario de la dominación de la burguesía y la instauración de la dictadura del proletariado en la forma de soviets”.
    En paralelo, el Frente popular desencadenaba una censura de prensa sin precedentes y procedía a una destitución masiva de los ayuntamientos que consideraba hostiles o simplemente neutrales. El 2 de abril, el PSOE llamaba a los socialistas, comunistas y anarquistas a “constituir en todas partes, conjuntamente y a cara descubierta, las milicias del pueblo”. Ese mismo día, Azaña chocó con el presidente de la República, Alcalá Zamora, y decidió derribarlo con el apoyo del Frente popular. Lo consiguió el 7 de abril, alegando que había disuelto inconstitucionalmente las Cortes dos veces y logrando que las Cortes lo destituyeran con solo cinco votos en contra. Por una paradoja de la Historia, Alcalá Zamora se veía expulsado de la vida política por sus compañeros de conspiración de 1930-1931 y sobre la base del acto suyo que, precisamente, les había abierto el camino hacia el poder en febrero de 1936.
    Las lamentaciones posteriores del presidente de la República no cambiarían en absoluto el juicio que merece por su responsabilidad en todo lo sucedido durante aquellos años. El 10 de mayo de 1936, Azaña era elegido nuevo presidente de la República. A esas alturas, el mito de la victoria electoral del Frente popular no sólo había quedado establecido sino que además se utilizaba como coartada para acabar con el régimen constitucional y entrar abiertamente por la senda de la revolución. No era magro resultado para unas elecciones que, en realidad, no había ganado el Frente popular.

  64. Walter says:

    Hola de nuevo Luis:
    Leí el otro “enigma de la historia según Vidal” sobre el alzamiento en Barcelona y Madrid. Como es muy extenso el artículo para entrar en detalles, solo daré mi opinión respecto a las conclusiones:
    Sobre Barcelona, dice: “De haber sido el resultado el contrario”, podría decir también “de no haber muerto mi abuelita todavía estaría viva” Luego dice “Muy posiblemente”, es recurso imaginativo del “historiador”; agrega Esta mitología … es común encontrarla en la actualidad en algunos libros”. ¿Cuáles libros? Si te olvidaste la bibliografía espero que me la pases. Sigue, “La realidad habría sido muy distinta”, nueva especulación. Y “El fracaso del alzamiento se debió …a la impericia de los alzados y …. a la lealtad del coronel Escobar, guardia civil y *católico piadoso* a las autoridades constituidas”. ¿Y que hacia la gente? Huelgan comentarios.
    Sobre Madrid. Vuelve a lo mismo: “La responsabilidad del fracaso fue muy similar, pero recae una porción mayor en el general Fanjul” Idem anterior; “Si en lugar de haberse recluido en un enclave susceptible de asedio”, imaginativo César. “podría haber sido muy distinta”.
    La historia sigue rescribiéndola Vidal según sus intereses franco-apologistas para la política de hoy. Su análisis es traído de los pelos pues igual podemos decir que los republicanos no pudieron evitar que caigan otras ciudades por la “impericia” de sus mandos. ¿Pero eso que prueba? ¿Qué el pueblo español estaba pintado?
    Vidal nos quiere convencer con sus manipulaciones seudo históricas que no es culpa de Franco que hubiera guerra civil, ni importa que Franco hubiera llamado a Mussolini y a Hitler para que su ejército incompetente en muchos aspectos, reconocido por él, pudiera derrotar al pueblo y a la Guardia Civil, no hay nada de eso. Para Vidal solo fueron unos cuantos errores y “lealtades católicas”, de los “personajes que hacen la historia”, las masas populares son simples carneros en uno otro bando, jajajajaja.
    A mi me parece que errores y maldades la hubieron de ambos bandos, los ciudadanos españoles apoyaron a uno u otro bando por buenas o malas razones. Me parece que lo que un historiador debía analizar y enseñarnos es cuales son las causas que llevaron a esa guerra para no volver a cometer ese error y no centrarse únicamente en individualidades ni personalismos. Vidal se contenta con exculpar a los franquistas y enlodar a los republicanos. ¿Ese es trabajo de un historiador o de un propagandista político?
    Saludos cordiales,
    Walter
    Nota: Espero tus comentarios porque tus transcripciones resultan repetitivas y bien podrías reemplazarlas por un enlace. Salvo que quieras imponer a Vidal por cansancio o por cantidad de letras, jajajaja

  65. Walter says:

    Bueno, como parece que Luis no tiene nada que decir por sí mismo, y nos quiere saturar con transcripciones de Vidal, esta se la respondo más fácil. Para demostrar que no hay enigma ni mito alguno, salvo en la cabeza de Vidal y en las aspiraciones trasnochadas de fanáticos de la derecha española actual, dice en el sitio web
    http://www.historiasiglo20.org/esp1931-1936/3.htm
    LAS ELECCIONES DE 1936 Y EL FRENTE POPULAR
    A las elecciones se presentaron las siguientes candidaturas
    * Frente Popular: Izquierda Republicana, PSOE, PCE, POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista) y Esquerra Republicana de Catalunya. La CNT no pidió la abstención à apoyo tácito
    * La Coalición de Derechas, formada por la CEDA y Renovación Española, acudió con un programa basado en el miedo a la revolución social. En muchas circunscripciones, se presentaron desunidos.
    * Falange y el PNV se presentaron por su cuenta
    * Victoria del Frente Popular (ciudades y provincias del sur y la periferia)*. La derecha triunfó en el norte y el interior del país.
    * Tras el triunfo, Azaña fue nombrado Presidente de la República* y se formó un gobierno presidido por Casares Quiroga y formado por republicanos de izquierda, sin la participación del PSOE.
    * Amplia amnistía para todos los represaliados tras octubre de 1934
    * Restablecimiento del Estatuto catalán
    * Alejamiento de Madrid de los generales más sospechosos de golpismo (Franco, Mola, Goded)
    * Reanudación de la reforma agraria à ocupación de fincas por parte de los campesinos à enfrentamientos con la Guardia Civil à en el verano los terratenientes prefirieron perder la cosecha a contratar jornaleros
    * Tramitación de nuevos estatutos de autonomía: Galicia, aprobado en plebiscito en junio de 1936, el del País Vasco estaba prácticamente terminado en julio de 1936.
    Ambiente de gran tensión social:
    * La izquierda obrera optó por una postura claramente revolucionaria
    * Enfrentamientos violentos entre grupos falangistas y milicias socialistas, comunistas y anarquistas
    * Conspiración militar contra el gobierno del Frente Popular:
    o Trama política: Gil Robles, Calvo Sotelo, Jose Antonio Primo de Rivera
    o Ayuda internacional: contactos con Mussolini
    o Generales implicados: Franco, Goded, Fanjul, Varela y Mola, en Pamplona, como director del golpe
    * 12 de julio: asesinato de un oficial de la Guardia de Asalto, teniente Castillo, y, como respuesta esa misma madrugada, asesinato de José Calvo Sotelo à parece que ese hecho acabó de decidir a Franco
    El gobierno de Casares Quiroga, que no había decidido tomar medidas pese a las continuas advertencias de las organizaciones obreras, vio como el 17 de julio de 1936 el ejército de Marruecos inició la rebelión contra el gobierno de la República.
    *Y si don Cesar quiere datos en que apoyarse para descifrar su enigma puede ir a Wikipedia que dice:*
    Resultado de las elecciones
    La elecciones del 16 de febrero se produjeron con relativa calma a pesar de la crispación progresiva de los últimos años. Se movilizarón aproximadamente unos 34.000 guardias civiles y 17.000 guardias de asalto que garantizaron el orden. Los resultados presentados el día 20, fueron:
    Censo de 13.553.710 electores
    * Votantes: 9.683.335 (71,4%)
    * Frente Popular: 4.654.116 (34,3%)
    * Frente Nacional: 4.503.505 (33,2%)
    * Otros (como el PNV: 525.714 (5,4%)
    Los principales partidos conservadores y monárquicos, se aglutinaron como respuesta en el Frente Nacional (en Cataluña, Frente de Orden o Front d’Ordre) liderados por el partido gobernante de la CEDA de José María Gil Robles, insistian en identificar al Frente Popular como un pacto revolucionario bolchevique que liquidaría a la nación frente a las disputas regionalistas o las influencias de la nueva potencia comunista, la URSS. Sin embargo, un detalle poco importante como las discrepancias de José Antonio Primo de Rivera, líder del pequeño partido fascista de Falange, con Gil Robles, será importante posteriormente.
    En Mayo Manuel Azaña es elegido presidente de la República, pero el PSOE con la oposición del socialista Francisco Largo Caballero, no se une al gobierno apesar de que lo apoya tímidamente, pero aumenta el conflicto y el extremismo de su discurso, poniéndo contra la pared al gobierno formado por los partidos republicanos entre los extremistas más conservadores y los más izquierdistas.
    Los escaños se repartirían de la siguiente forma, por parte del Frente Popular:
    * PSOE 88 diputados
    * IR 79 diputados
    * UR 34 diputados
    * ERC 22 diputados
    * PCE 14 diputados
    * Acció Catalana 5 diputados
    * ORGA 3 diputados
    * Otros: 18 diputados
    Por parte del Frente Nacional:
    * CEDA 101 diputados
    * Partido del centro 21 diputados
    * Comunión Tradicionalista 15 diputados
    * Renovación Española: 13 diputados
    * Lliga Regionalista 12 diputados
    * Partido Agrario 11 diputados
    * Partido Radical 9 diputados
    * Otros: 28 diputados
    Habría que destacar el gran éxito de los comunistas del PCE, reciente escisión del PSOE años atrás, con su primer diputado por Málaga tras las elecciones en 1933, ahora contaba con un gran protagonismo en el Frente Popular y el debacle del Partido Radical del republicano Alejandro Lerroux por el escándalo del estraperlo.
    El triunfo electoral del Frente Popular en el país, a pesar de que tuvo un escaso margen, gozó de una gran repercusión en todo el país y en gran parte de Europa. Muchos ya miraban a España como el primer enfrentamiento que luego sería a escala global, del fascismo con las principales potencias democráticas y los emergentes movimientos revolucionarios, sobre todo el comunismo.”
    Simple y claro, ¿no creen?

  66. Luis says:

    Viernes, 11 de Junio de 2004 – La Revista de Libertad Digital
    ¿Eran democráticos los objetivos del Frente popular?
    Por César Vidal
    La historiografía de izquierdas ha insistido en el carácter moderado y reformista del programa del Frente popular español. De acuerdo con esta visión, el Frente popular sólo pretendía restaurar el espíritu democrático-republicano que la derecha había maltratado desde 1933 a 1935. Por lo tanto, el alzamiento de julio de 1936 no habría pasado de ser una reacción militar-fascista contra la democracia. Hasta ahí la versión políticamente correcta pero, realmente, ¿eran democráticos los objetivos del Frente popular?
    El 15 de enero de 1936 se firmó en España el pacto del Frente popular como una alianza de fuerzas obreras y burguesas cuyas metas se presentaban como moderadas y centradas de manera especial en devolver la libertad a los encarcelados por participar en el alzamiento armado contra el gobierno de la república que había tenido lugar en octubre de 1934. Los objetivos de las fuerzas que integraban el Frente popular han sido definidos no pocas veces como desiguales e incompatibles y en esa afirmación hay no poca verdad. Sin embargo, resulta mucho más difícil calificarlos de democráticos. Para los republicanos de izquierda como Azaña o el socialista Prieto, el Frente popular debía regresar al punto de partida de abril de 1931, es decir, un sistema formalmente parlamentario en el que, no obstante, las derechas se vieran imposibilitadas para gobernar y las izquierdas contaran con el monopolio de la legitimidad y el poder políticos.
    Difícilmente se hubiera podido calificar ese objetivo de democrático. Con todo, sí es verdad que era el más moderado, ya que para el resto de las fuerzas que formaban el Frente popular, especialmente el PSOE y el PCE, la victoria electoral era concebida como un mero paso intermedio en la lucha hacia la aniquilación de la República burguesa y la realización de una revolución que concluyera en una dictadura obrera. Si el socialista Luis Araquistain insistía en hallar paralelos entre España y la Rusia de 1917 donde la revolución burguesa sería seguida por una proletaria, Largo Caballero difícilmente podía ser más explícito sobre las intenciones del PSOE. En el curso de una convocatoria electoral que tuvo lugar en Alicante el 19 de enero de 1936, el político socialista afirmaba: “Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos”.
    Tras el anuncio de la voluntad socialista de ir a una guerra civil si perdía las elecciones, el 20 de enero, Largo Caballero decía en un mitin celebrado en Linares: “… la clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución”. El 10 de febrero de 1936, en el Cinema Europa Largo Caballero volvía a insistir en sus tesis: “… la transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas… estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia”. No menos explícito sería el socialista González Peña al indicar la manera en que se comportaría el PSOE en el poder: “… la revolución pasada (la de Asturias) se había malogrado, a mi juicio, porque más pronto de lo que quisimos surgió esa palabra que los técnicos o los juristas llaman “juridicidad”. Para la próxima revolución, es necesario que constituyéramos unos grupos que yo denomino “de las cuestiones previas”. En la formación de esos grupos yo no admitiría a nadie que supiese más de la regla de tres simple, y apartaría de esos grupos a quienes nos dijesen quiénes habían sido Kant, Rousseau y toda esa serie de sabios. Es decir, que esos grupos harían la labor de desmoche, de labor de saneamientos, de quitar las malas hierbas, y cuando esta labor estuviese realizada, cuando estuviesen bien desinfectados los edificios públicos, sería llegado el momento de entregar las llaves a los juristas”.
    Por horripilante que pudiera resultar, González Peña acababa de anunciar todo un programa que se cumpliría apenas unos meses después. Pero la nitidez de objetivos no se limitaba al PSOE. De hecho, con no menos claridad se expresaban los comunistas. En febrero de 1936, José Díaz dejó inequívocamente de manifiesto que la meta del PCE era “la dictadura del proletariado, los soviets” y que sus miembros no iban a renunciar a ella. De esta manera, aunque los firmantes del pacto del Frente popular (Unión republicana, Izquierda republicana, PSOE, UGT, PCE, FJS, Partido sindicalista y POUM) suscribían un programa cuya aspiración fundamental era la amnistía de los detenidos y condenados por la insurrección de 1934 —reivindicada como un episodio malogrado pero heroico—, la aplastante mayoría lo consideraba un paso previo, aunque indispensable, al desencadenamiento de una revolución que liquidara a su vez la segunda república incluso al costo de iniciar una guerra civil contra las derechas.
    En otras palabras, sus objetivos —inequívocamente confesos— no eran la preservación de la muy deficiente democracia parlamentaria de la segunda república sino su aniquilación en el curso de un proceso revolucionario que se anunciaba extraordinariamente cruento.
    Sería precisamente esa confesa revelación de unas intenciones revolucionarias que debían concluir con la creación de la dictadura del proletariado y, de manera muy especial, el precedente sangriento de la revolución nacionalista-socialista de octubre de 1934 la que provocó un amplio movimiento de oposición al Frente popular. Sus objetivos no eran ciertamente democráticos e implicaban, sin discusión alguna, la eliminación física de millares de conciudadanos. No sorprende que las víctimas potenciales hicieran lo posible por evitar su sacrificio, algo que, seguramente, no hubiera sucedido si el Frente popular hubiera tenido un programa meramente reformista y de defensa de la democracia parlamentaria.

  67. Luis says:

    Walter
    Yo antes pensaba que la republica era algo parecido a una democracia, pero he sabido ir asimilando los hechos acaecidos en este periodo y la conclusion a la que he llegado es bien distinta. Gracias a diversos autores, en especial a Cesar Vidal,me he dado cuenta de lo que realmente ocurrio en un periodo tan importante como la 2ª republica.
    He llegado a la conclusion de que si no se hubiese producido el alzamiento militar contra la esta, España hubiese experimentado una revolucion que hubiese concluido en una dictadura obrera, mismo final le hubiese esperado a este pais de haber ganado el frente popular la guerra civil.
    Ya se que criticais,aun sin conocer la obra del autor (lo mismo pasa con Pio Moa), a Cesar Vidal pero solo quiero destacar algunas frases recogidas de sus textos,frases pertenecientes a dirigentes del PSOE de la epoca o del PCE:
    -Si Luis Araquistain insistía en hallar paralelos entre España y la Rusia de 1917, donde la revolución burguesa sería seguida por una proletaria, Largo Caballero difícilmente podía ser más explícito sobre las intenciones del PSOE. En el curso de una convocatoria electoral que tuvo lugar en Alicante, el político socialista afirmaba:
    “Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos” (El Liberal, de Bilbao, 20 de enero de 1936).
    Tras el anuncio de la voluntad socialista de ir a una guerra civil si perdía las elecciones, el 20 de enero, Largo Caballero decía en un mitin celebrado en Linares: “… la clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución”.
    El 10 de febrero de 1936, en el Cinema Europa, Largo Caballero volvía a insistir en sus tesis: “… la transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas… estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia”.
    En febrero de 1936, José Díaz dejó inequívocamente de manifiesto que la meta del PCE era “la dictadura del proletariado, los soviets” y que sus miembros no iban a renunciar a ella.
    De esta manera, aunque los firmantes del pacto del Frente popular (Unión republicana, Izquierda republicana, PSOE, UGT, PCE, FJS, Partido sindicalista y POUM) suscribían un programa cuya aspiración fundamental era la amnistía de los detenidos y condenados por la insurrección de 1934 —reivindicada como un episodio malogrado pero heroico— algunos de ellos lo consideraban como un paso previo, aunque indispensable, al desencadenamiento de una revolución que liquidara a su vez la Segunda República incluso al costo de iniciar una guerra civil contra las derechas.
    En otras palabras, sus objetivos —inequívocamente confesos— no eran la preservación de la muy deficiente democracia parlamentaria de la segunda república sino su aniquilación en el curso de un proceso revolucionario que se anunciaba extraordinariamente cruento.
    Aqui el autor se dedica a recoger declaraciones de diferentes lideres politicos,por tanto no cabe manipulacion posible.Las personas son esclavas de sus palabras.
    P.D. ¿Habran recogido autores como Preston declaraciones de lideres de la izquierda como ha hecho Cesar Vidal?. Estoy practicamente seguro de que no.

  68. Walter says:

    Hola Luis:
    Tu conclusion parte de una especulación de Vidal y no de hechos históricos. Yo también puedo especular:
    Si Franco no hubiera dado el golpe:
    1. Nadie conocería a este genocida pues era demasiado mediocre para dejar alguna huella en la historia por méritos propios.
    2. España se hubiera ahorrado 500,000 muertos.
    3. Otros 500,000 españoles no hubieran tenido que escapar del país
    4. Se hubiera evitado el encarcelamiento del unos 250,000 españoles.
    5. España hubiera seguido su lucha política por entrar en el siglo XX, por modernizarse y por desprenderse del dominio de la monarquía, los terratenientes, la iglesia y las castas militares..
    6. La lucha política hubiera tenido escaramuzas mas o menos graves entre derechas e izquierdas, pero la democracia hubiera tirado para adelante..
    7. España se hubiera sumado desde el comienzo al esfuerzo bélico de los Aliados contra el fascismo de Hitler y Mussolini.
    8. España hubiera entrado en la 2da Guerra Mundial y hubieran muerto igual o más españoles que los que murieron en la guerra civil, pero por una causa noble y no matándose entre sí..
    9. España hubiera sido parte de los ganadores de la guerra llegando a ser una próspera, potencia europea desde los años 50, hubiera tenido que alinearse con Estados Unidos Inglaterra y Francia, por su posición geográfica, y sería miembro del Consejo de Seguridad
    10. España se hubiera ahorrado 40 años de atraso económico y de oscurantismo cultural.
    11. No se hubiera fundado el Opus Dei, y los españoles se hubieran sacudido hace mucho tiempo de prejuicios religiosos medievales.
    12. Por último, La derecha de hoy no tendría que avergonzarse, ni justificar su pasado fascista y no hubiera habido necesidad de que gente como Vidal distorsione la historia.
    Como prueba de la validez de mi especulación, al estilo de Vidal también te puedo pasar si deseas muchas declaraciones de dirigentes que querían la democracia en España.
    Tambien me parecen peligrosas las conclusiones a que te hace llegar Vidal, cuando dices, (o Vidal dice y tu lo crees) que el PSOE quería imponer “la dictadura obrear”, no querras decir que también el actual PSOE quiere llevar a España hacia el totalitarismo comunista? Por tanto ¿No estaras pidiendo (o lo pide Vidal y tu lo sigues) que aparezca otro Franco, otro golpe y otra guerra civil que salve a España de la “dictadura obrera”?
    Un saludo.
    Walter

  69. Luis says:

    Walter,como ya te dije antes las declaraciones de estos lideres izquierdistas son las que son,y aunque a algunos les encantaria que desapareciesen,por el momento estan ahi y las conclusiones las puedes sacar por ti mismo. Juzga por ti mismo las intenciones de estos personajes.No culpes al mensajero,admite la realidad que te muestran estas declaraciones y condenalas al igual que haces con la revolucion de 1934.
    SALUDOS cordialES

  70. Luis says:

    Cuando has escrito esto:¿No estaras pidiendo (o lo pide Vidal y tu lo sigues) que aparezca otro Franco, otro golpe y otra guerra civil que salve a España de la “dictadura obrera”?.
    Me demuestras que aparte de no querer admitir la realidad como fue,y no como te hubiese gustado que fuera, demuestras un rango caracteristico que caracteriza a la izquierda de este pais que consiste en si no tienes argumentos para rebatir (como me temo es el caso) recurre al insulto y a la calumnia. ¿Acaso no has sugerido que soy un “facha” al decirme que quizas este esperando que aparezca otro Franco?.
    De todas formas te contestare,que ningun español de bien desea “eso” que acabas de decir, ya que desea la democracia y la libertad por encima de otras cuestiones menos importantes.

  71. Luis says:

    Y ni que decir tiene que no pienso que el PSOE actual desea para España una dictadura obrera,eso es cosa del pasado.

  72. Luis says:

    Y ni que decir tiene que no pienso en absoluto que el PSOE “actual” desea para España una dictadura obrera,eso es cosa del pasado

  73. Walter says:

    Hola Luis:
    Me alegra y es un gran alivio que pienses así. Lo que ocurre es que últimamente he visitado varios foros conservadores ¡que ahora usan el nombre de “liberales”! y acusan al PSOE de comunistas, traidores, golpistas, terroristas y hasta satanistas. También encontré apologistas de Franco (de Hitler y Mussolini, como no) y otros blogs abiertamente fascistas que sueñan con la vuelta al pasado. Yo por si acaso, sin ser imparcial para nada (soy ateo y de izquierdas por principio), no soy español y veo el tema desde otra perspectiva.
    Entonces volvamos a Vidal para que veas por qué algunos cuestionamos su credibilidad como historiador.
    Vidal afirma que Franco salvó a España de una inevitable revolución comunista y como prueba presenta declaraciones de dirigentes republicanos que el ha escogido para tal efecto. A mi eso no me parece suficiente prueba. De un historiador serio esperaría por lo menos lo siguiente:
    1. Presentar un cuadro estadístico con TODAS las declaraciones de TODOS los dirigentes republicxnos para demostrar que LA MAYORIA de ellos estaba a favor de una revolución comunista. O pruebas de que los declarantes pro dictadura obrera aún sin ser mayoría fueran los más importantes y decisivos.
    2. Presentar pruebas de que esa mayoría de declarantes (o los más importantes) tenían el control de sus organizaciones y el poder de convocatoria popular, además de los medios necesarios para llamar a un levantamiento para instaurar una dictadura comunista.
    3. Presentar pruebas de que sus militantes respaldaban esas declaraciones mayoritarias de los líderes
    4. Presentar pruebas de que una parte importante de la población estaría dispuesta a participar en una revolución comunista.
    5. Presentar pruebas de que los dirigentes republicanos, sus militantes y un sector importante de la población, tenían las armas, los medios y la oportunidad para iniciar una sangrienta guerra civil para conseguir la dictadura obrera.
    6. Presentar pruebas de que tal levantamiento era capaz de derrotar a las fuerzas armadas españolas.
    7. Presentar pruebas de que la triunfante revolución obrera sería negativa para España, o al menos peor de lo que fue la dictadura de Franco.
    Después de presentar todas esas pruebas, un historiador serio podría recién hablar de POSIBILIDAD. Ni siquiera allí se puede hablar de INEVITABILIDAD, la historia del hombre no esta determinada por las declaraciones de una u otra persona, hay millones de factores que se conjugan en millones de formas y circunstancias.
    Saludos
    Walter

  74. Luis says:

    Walter,has dicho que no eras español, es mucha indiscrecion preguntar de que pais eres?.Simple curiosidad.

  75. Walter says:

    Claro amigo, ¡soy del Peru, señor!

  76. Luis says:

    Aqui en España tenemos que aguantar a ZP,cosa que llevamos mas o menos bien,pero en centro-america hay de cada individuo al frente de los paises de alli (me estoy refiriendo al golpista Chavez en Venezuela o al tirano Castro),en esos paises si que necesitarian clase politica preparada y no bravucones al estilo Chavez que lo unico que van a conseguir tipos como estos es arruinar el pais y dejarlo dañado bastante tiempo,pobre gente. Castro aliado de Chavez,es caso a parte,una dictadura en pleno siglo XXI.

  77. Walter says:

    ¿Ya no tienes nada que decir sobre Cesar Vidal?

  78. Walter says:

    Hola Luis:
    ¿A quienes te refieres cuando dices “tenemos” que aguantar a Zapatero?
    Venezuela pertenece a Sudamérica. Si deseas conversar sobre la situación política de Latinoamérica, no hay problema, pero primero tendrías que sustentar tus acusaciones contra Chávez y Castro. Y también podrías aclarar algunas cosas:
    ¿Que quieres decir con “cada individuo”?
    ¿Podrías definir “clase política preparada”?
    ¿Podrías explicarme cómo es que Chávez está arruinando a su país?
    Y en cuanto a Castro ¿Es la única dictadura que hay en el mundo en el siglo XXI?, o ¿la peor?
    Walter

  79. Luis says:

    No me puedo creer que defiendas a Castro,ese no respeta ni los derechos humanos sumiendo a su pais en un escaso nivel de vida (siempre termina pagando la poblacion la tirania de los dictadores), en cuanto a Chavez el tiempo demostrara como su pais queda en una situacion economica lamentable (este tipo de gente solo busca enriquecerse, en España ya vivimos casos de corrupcion en la epoca de Felipe Gonzalez,sin mencionar terrorismo de estado (el GAL)Todo el mundo sabe que Chavez es un golpista (antes de ser presidente ya lo intento aunque no lo consiguio)y un brabucon aliado de Castro,que quiere desetabilizar la region del centro de America.

  80. Walter says:

    Luis:
    Parece que te has adelantado. Aún no había defendido a Fidel pues aún no sabía de qué debía defenderlo, puse algunas preguntas que buscaban aclarar y puntualizar eso; como no las respondes me obligas a extenderme un poco. Te explico: Hay cosas que me parecen mal y otras que me parecen bien de Cuba, puedo defenderlo de lo que me parece bien y coincidir contigo en lo que nos parezca mal.
    Dijiste que Cuba era la “dictadura del siglo XXI” así que te pedí que especificaras si insinuabas que la de Cuba era la única dictadura del siglo XXI o que era la peor, pero no has contestado, solo dices “que no te lo puedes creer”, pero no es un asunto de creer sino de investigar y de evaluar racionalmente la información que obtenemos.
    Para mí, la democracia es el mejor método de gobierno y no simpatizo con ninguna dictadura. Pero no creo que la de Castro sea la peor ni la única. Tampoco me parece que todas las dictaduras sean iguales.
    Castro es un dictador que no ha gobernado para enriquecerse ni vivir del lujo, Fidel surgió como líder de una revolución popular que se alzo contra una dictadura infame que era títere de Estados Unidos. Lo culpas de la pobreza de Cuba, porque ignoras que ese pequeño país caribeño, de 10 millones de habitantes, fue empobrecida por más de 40 años de bloqueo norteamericano, un pequeño país saboteado por la primera potencia del mundo. Ignoras que no obstante sus carencias, Cuba ha acabado con el analfabetismo, ha hecho aportes a la medicina, envía ayuda médica a otros países pobres; destaca en los deportes y en las olimpiadas, tiene una organización ejemplar antidesastres, etc.
    Pero, claro, igual es una dictadura y no está bien que limite la libertad de prensa ni que meta presos a sus opositores aunque estos quieran volver a la isla una colonia de EEUU. Pero también se pisotean los derechos humanos en Guantánamo, que es parte de Cuba, donde hay un campo de concentración en que se tortura a los presos políticos, y Guantánamo es una ilegal cárcel militar norteamericana y un territorio abusivamente invadido.
    También me parece sumamente injusto que critiquen a la dictadura de Fidel (no tú, sino) quienes nunca dicen nada de la dictadura de China, con 1,000 millones de habitantes, dictadura que no solo suprime libertades política y de expresión, sino que suprimen a los opositores mismos, dictadura que posee armas nucleares; esa dictadura es elogiada como un ejemplo de desarrollo económico. Tampoco dicen nada de la dictadura de Pakistán, de 150 millones de habitantes, también poseedora de armas nucleares, esa dictadura es socia ejemplar en la lucha contra el terrorismo. Son solo dos ejemplos, y te puedo poner más, de dictaduras peores a la de Fidel pero que nunca son criticadas por los derechistas. Te pregunto nuevamente, ¿es la cubana la peor dictadura del siglo XXI? No es necesario preguntar sobre el siglo XX porque tienes en casa un ejemplo mucho peor.
    Claro, que aún así Cuba sigue siendo dictadura. Pero creo que se puede graduar la crítica porque no todo es blanco o todo negro, hay matices.
    Para que veas que es justo graduar nuestros juicios, toma en cuenta que no solo las dictaduras son antidemocráticas, también lo son las monarquías. Así que igual que rechazo las dictaduras, rechazo las monarquías. Pero tengo que graduar la crítica y diferenciarlas objetivamente, no puedo poner en el mismo saco a la monarquía despótica de Arabia Saudita y a la monarquía parlamentaria de España.
    Y no queda allí mi defensa de la democracia; también me parece que la actual “democracia representativa” no es adecuada ni suficiente. Nuestras democracias se limitan a elegir “reyes y nobles” cada 4 o 5 años. Debemos avanzar a una democracia directa, efectiva y permanente, sino nuestros representantes elegidos harán lo que a ellos le venga en gana y no necesariamente lo que conviene a los votantes.
    También es “normal” fomentar la desinformación y la ignorancia de los votantes para controlar las elecciones. En Estado Unidos, por ejemplo, se alternan dos partidos, esos partidos los controlan los dueños de las grandes corporaciones, y las grandes corporaciones las controlan unos cuantos millonarios que nadie eligió y que son dictadores absolutos de sus empresas. El dinero domina en el mundo, Estados Unidos, que tiene más dinero, domina en el mundo, los dueños de las corporaciones, que son las dueñas del dinero, dominan el mundo. Y la democracia norteamericana elige a gente como el genocida George Bush porque la mitad de los norteamericanos creen que el mundo se creo hace 6,000 años, que el Perú está en África, que Antonio Banderas es mexicano y que en España solo hay toreros.
    Sobre Venezuela, espero que no se cumplan tus sombríos pronósticos por el bien de sus ciudadanos. En el caso del golpe fallido que Chávez dio por el 92, justo trabajaba por allá y fui testigo de los incidentes, bueno, testigo relativo pues solo pude ver aviones sobrevolando Caracas, había toque de queda y corrían balas. Tuve un pésimo concepto de él hasta que, hace un par de años, entre en un foro de fanáticos antichavistas, mentían tanto los pobres que me convencieron de que Chávez no podía ser tan malo como lo pintaban.
    A propósito de la corrupción y el terrorismo de estado que comentas, espero que me envíes pruebas que pueda constatar, de tus acusaciones contra Felipe Gonzáles.
    Saludos,
    Walter

  81. Luis says:

    Durante su última etapa de gobierno se sucedieron los escándalos de corrupción: Flick (financiación ilegal del PSOE), fondos reservados (desvío de partidas destinadas a la lucha antiterrorista), Filesa (las empresas Filesa, Matesa y Time-Export, que servían para financiar ilegalmente al PSOE), Ibercorp, comisiones ilegales en el AVE, caso Juan Guerra (hermano del vicepresidente Alfonso Guerra) y caso Luis Roldán (director de la Guardia Civil). Además, salió a la luz pública el terrorismo de estado (GAL), en que se vieron involucrados miembros de su gobierno.

  82. Luis says:

    Si quieres mas informacion de estos “casos” consulta en http://es.wikipedia.org/wiki/Felipe_Gonz%C3%A1lez

  83. Luis says:

    Cuando afirmaste:Te pregunto nuevamente, ¿es la cubana la peor dictadura del siglo XXI? No es necesario preguntar sobre el siglo XX porque tienes en casa un ejemplo mucho peor.
    Tengo que decirte que la dictadura franquista no fue para España tan nefasta como lo esta siendo Fidel para Cuba,no entro en los logros deportivos ni nada por el estilo como antes hiciste tu,y fue sin duda gracias a EEUU que tolero la dictadura franquista porque le convenia para su lucha contra el comunismo.
    Dicho lo cual el franquismo fue otra epoca oscura de la historia de España (realmente amplia).

  84. Walter says:

    Hola Luis:
    No has puesto la última parte del párrafo de Wikipedia que transcribes, que dice: “A pesar de este cúmulo de escándalos, González siempre negó su implicación y conocimiento sobre ellos.”
    ¿Tienes alguna prueba de que el ex presidente estuviera involucrado en los actos de corrupción? ¿La corrupción en España empezó con el gobierno de Gonzalez? ¿Ya no hubo corrupción en el gobierno de Aznar?
    Tu apreciación de que la dictadura de Franco fue mejor que la de Fidel, es muy subjetiva si no explicas como y en que fue mejor. Y si vas a compararlas, es importante que tengas en cuenta tu observación de que Estados Unidos apoyó a Franco, pues te permitirá evaluar con más objetividad: ¿qué hubiera pasado si, al igual que Cuba, España hubiera sufrido 40 años de bloqueo norteamericano, hubiera sido invadido por los gringos?, ¿Si Franco hubiera tenido una oposición financiada por Estados Unidos, quienes además hubieran puesto precio a su cabeza y atentado numerosas veces contra su vida?. Como si fuera poco que Estados Unidos financiera y protegiera a los terroristas que atentaran contra España (como es el caso de Posada Carriles que dinamito un avión matando a sus 78 pasajeros venezolanos y cubanos, incluyendo a toda la selección olímpica de esgrima de Cuba). Y sería bueno que pongas en la balanza, también, el apoyo total e incondicional de la Iglesia Católica brindo al nefasto don Francisco.
    Saludos
    Walter

  85. Luis says:

    ¿Recogera la nueva ley alguna de las siguientes cuestiones o por el contrario quedara reflejado la version de los historiadores revisionistas de izquierdas que ocultan estos hechos?
    Sobre la ley de memoria historica:
    1-¿Los actos incluiran un homenaje al fraude electoral como el que permitio que a pesar de la derrota de casi 1 a 5 los republicanos asaltaran el poder en abril de 1931 amenazando a Alfonso XIII y logrando un cambio de regimen?
    2-¿Incluiran una celebracion de la Ley de defensa de la Republica que se tradujo en el cierre de mas de un centenar de medios de comunicacion no dispuestos a proclamar el mensaje de las izquierdas?
    3- ¿Incluiran una conmemoracion de los intentos de golpe de Estado impulsados por Azaña despues de perder las elecciones de 1933?
    4- ¿Incluiran celebraciones del golpe de Estado de octubre de 1934 desencadenado por el PSOE y la ERC contra un gobierno legitimo?
    5-¿Incluiran algun monumento a las victimas de la persecucion religiosa que comenzo en mayo de 1931 con la quema de iglesias y conventos continuo con un texto constitucional sectario y anticlerical y se consumo con millares de asesinatos de sacerdotes y religiosos en octubre del 34 y desde julio del 36?
    6-¿Incluira los asesinados por las checas del Frente Popular en Madrid,Barcelona y Valencia en una cifra conjunta superior a todos los fusilados en toda españa poe el regimen de Franco despues de la guerra?
    7-¿Incluira a miembros de grupos izquierdistas como la CNT o el POUM detenidos,torturados y asesinados por el PCE con la ayuda de agentes de Stalin o se limitara a conmemorar a figuras como Santiago Carrillo al que los propios sovieticos reconocieron como el responsable fundamental de las matanzas de Paracuellos?
    8-¿Incluira a la masoneria que tanto hizo para redactar una constitucion que como dijo el presidente Alcala Zamora era una invitacion a la guerra civil?
    9-¿Incluira una conmemoracion de la traicion del PNV en Santoña,traicion que facilito la victoria de Franco en Santander?
    10-¿Incluira al socialista Besteiro que escribio que Franco era mejor que someterse a la dictadura estalinista que habia establecido el Frente Popular en España?
    11-¿Incluira al socialista Negrin que llego a un acuerdo con los agentes de Stalin en España para convertir la nacion en una dictadura comunista sometida a Moscu?
    12-¿Incluira un verdadero reconocimiento de lo que fue aquel periodo historico que gracias a las mismas izquierdas y nacionalistas que derribaron la monarquia parlamentaria se convirtio en uno de los mas siniestros de la historia de España?.

  86. Walter says:

    Disculpa Luis, ¿a que ley te refieres?

  87. Luis says:

    Ley de memoria historica que va a aprobar el PSOE

  88. Walter says:

    No creo que la historia se pueda definir por decreto, podrán torcerla o falsearla a conveniencia como lo hizo Franco pero, la verdad tarde o temprano sale a la luz.
    ¿Los numerales que pasas son cuestionamientos tuyos, o los has copiado de otra parte? Te pregunto pues algunos puntos ya los tratamos bastante y me pareció claro que no eran consistentes con la verdad; pero como tu los vuelves a poner retrocediendo el debate a cero ¿Es para tí cuestión de fe y de propaganda, sin importar el razonamiento?
    Te comente antes, las cosas no son todo blanco y todo negro, seguramente ha habido excesos de ambos bando, tu problema es que pareces querer justificar el genocidio franquista, el papel sanguinario y depredador de la derecha y el hipócrita y convenido de la curia católica, sin hablar del salvajiosmo de las élites militares franquistas y la mesquindad e incompetencia de la ociosa aristocracia monárquica, pretendes justificarlos, digo, poniendo las fallas del otro bando como causas primordiales. Es como si dijeras “Si ese maldito comunista no hubiera blasfemado contra mi Dios y contra mi Rey, yo no le hubiera clavado 80 puñaladas en el corazón, la culpa es de él”

  89. Walter says:

    Hola Luis:
    Lei el proyecto de ley que mencionas y no tiene nada que ver con reescribir, ni con nada de lo que tu insinúas en tu cuestionario.
    Me parece que no has leído el proyecto. Si es así puedes encontrarlo en
    http://www.derechos.org/nizkor/espana/doc/esqley.html
    Cito un par de extractos:
    “PROPOSICIÓN DE LEY
    El pronunciamiento militar del 18 de julio de 1936 significó la sublevación militar contra el gobierno de la República legalmente constituido y desembocó en una cruenta guerra civil. La sublevación franquista formaba parte de la ola totalitaria y reaccionaria de Europa que tuvo el apoyo militar de la Alemania nazi y la Italia fascista. Así, se estableció un régimen dictatorial que carecía de todo refrendo democráticamente manifestado por la ciudadanía.
    “El régimen franquista tuvo pues su origen en una serie de actos de fuerza ilegales realizados por un importante sector del ejército, con el apoyo explícito de la Iglesia Católica y de amplios sectores del poder financiero, agrario e industrial, estructurados bajo partidos de corte conservador y fascista, entre los cuales Falange Española y Comunión Tradicionalista apoyados por los regímenes totalitarios de Hitler y Mussolini.”
    “El triunfo de la Dictadura franquista significó un período de cuarenta años de represión de todos los ciudadanos que defendieran las libertades civiles y que pretendiesen restaurar la democracia y de persecución sistemática de toda disidencia y de toda expresión política, social, nacional, lingüística, intelectual, de género o religiosa al margen de las establecidas oficialmente.”
    “Las fuerzas en el poder durante la Dictadura gozaron de total impunidad a la hora de perseguir, detener, torturar, asesinar y humillar, de las formas más diversas, a aquellos que eran considerados desafectos al Régimen. La aplicación de la llamada ley de fugas, la práctica de torturas en las comisarías, las ejecuciones al garrote vil, los fusilamientos, la desaparición de personas, la exacción arbitraria del patrimonio, las sanciones económicas, los despidos laborales, la prohibición del uso público de cualquier lengua distinta al castellano, la sumisión a la doctrina católica en la educación, la sistemática aplicación de la censura, etc, constituyen Crímenes contra la Humanidad realizados por quienes ejercieron el poder durante la Dictadura franquista.”
    Y su primer numeral dice:
    “Título I. Objecto de la ley.
    Artículo Primero.-
    El objeto de esta Ley es la aplicación de la doctrina de las NNUU sobre los Crímenes Contra la Humanidad a los cometidos sistemáticamente por la Dictadura franquista.
    “Reconocer, por parte del Estado español, jurídicamente la condición de víctimas a todas las personas que sufrieron persecución y muerte, y restituir moral y materialmente a las personas, instituciones públicas, organizaciones, y entidades de todo tipo que fueron perseguidas y represaliadas, proceso que ha quedado pendiente desde la Transición política, como culminación de un proceso de reconciliación imperfecto.
    “Poner los medios necesarios para la divulgación de la memoria histórica republicana y antifascista, y ofrecer conocimiento de la perversión del régimen dictatorial franquista a fin de transmitir a las generaciones actuales y futuras los horrores de la guerra, de la represión totalitaria y fortalecer los valores de la democracia, la libertad y la fraternidad humana”
    Por tanto si tu fuente era nuevamente Cesar Vidal (o alguien de su nivel) te ha vuelto a engañar.
    Saludos

  90. Walter says:

    Pueden leer un análisis de un capítulo del libro de Vidal “Enigmas Históricos al Descubierto”, pueden hacerlo en
    http://digital.el-esceptico.org/leer.php?id=1634&autor=328&tema=20
    Saludos

  91. Luis says:

    ¿No has observado que la ley es contra el franquismo “exclusivamente”,sin mencionar los episodios oscuros de la II Republica?.
    Si es una ley para la memoria historica cuya finalidad es reconocer las victimas de la guerra civil,¿por que nadie menciona las victimas del frente popular?.¿Cumplira Carrillo alguna pena por ser el responsable del asesinato de 5000 personas en Paracuellos,ya que se trata del unico superviviente (politico) de la guerra civil española?

  92. Walter says:

    Es cierto Luis, lo que ocurre es que en 40 años de dictadura franquista se sancionaron y hasta con exceso los críemenes de los republicanos. Los unicos que quedaron impunes fueron los crímenes franquistas. Tienes que ser objetivo y realista, my friend.
    Walter

  93. Walter says:

    Ah! y si hay pruebas fehacientes de lo que dices de Carrillo (y no solo las afiebradas “investigaciones” de Vidal) también debería ser castigado.
    Walter

  94. Luis says:

    Del asesino Carrillo,tambien puedes consultar libros de Stanley G. Payne que casualmente dice lo mismo que D. Cesar Vidal.
    ¿Por que la izquierda mas sectaria no admite la realidad?

  95. Luis says:

    Del gobierno mas radical de la democracia no se puede esperar otra cosa…
    ¿Recogera la nueva ley alguna de las siguientes cuestiones o por el contrario quedara reflejado la version de los historiadores revisionistas de izquierdas que ocultan estos hechos?. Es evidente que este gobierno que tenemos,el mas radical de la democracia, negara todos los aspectos oscuros de la izquierda entre 1931-1939.
    Sobre la ley de memoria historica:
    1-¿Los actos incluiran un homenaje al fraude electoral como el que permitio que a pesar de la derrota de casi 1 a 5 los republicanos asaltaran el poder en abril de 1931 amenazando a Alfonso XIII y logrando un cambio de regimen?
    2-¿Incluiran una celebracion de la Ley de defensa de la Republica que se tradujo en el cierre de mas de un centenar de medios de comunicacion no dispuestos a proclamar el mensaje de las izquierdas?
    3- ¿Incluiran una conmemoracion de los intentos de golpe de Estado impulsados por Azaña despues de perder las elecciones de 1933?
    4- ¿Incluiran celebraciones del golpe de Estado de octubre de 1934 desencadenado por el PSOE y la ERC contra un gobierno legitimo?
    5-¿Incluiran algun monumento a las victimas de la persecucion religiosa que comenzo en mayo de 1931 con la quema de iglesias y conventos continuo con un texto constitucional sectario y anticlerical y se consumo con millares de asesinatos de sacerdotes y religiosos en octubre del 34 y desde julio del 36?
    6-¿Incluira los asesinados por las checas del Frente Popular en Madrid,Barcelona y Valencia en una cifra conjunta superior a todos los fusilados en toda españa poe el regimen de Franco despues de la guerra?
    7-¿Incluira a miembros de grupos izquierdistas como la CNT o el POUM detenidos,torturados y asesinados por el PCE con la ayuda de agentes de Stalin o se limitara a conmemorar a figuras como Santiago Carrillo al que los propios sovieticos reconocieron como el responsable fundamental de las matanzas de Paracuellos?
    8-¿Incluira a la masoneria que tanto hizo para redactar una constitucion que como dijo el presidente Alcala Zamora era una invitacion a la guerra civil?
    9-¿Incluira una conmemoracion de la traicion del PNV en Santoña,traicion que facilito la victoria de Franco en Santander?
    10-¿Incluira al socialista Besteiro que escribio que Franco era mejor que someterse a la dictadura estalinista que habia establecido el Frente Popular en España?
    11-¿Incluira al socialista Negrin que llego a un acuerdo con los agentes de Stalin en España para convertir la nacion en una dictadura comunista sometida a Moscu?
    12-¿Incluira un verdadero reconocimiento de lo que fue aquel periodo historico que gracias a las mismas izquierdas y nacionalistas que derribaron la monarquia parlamentaria se convirtio en uno de los mas siniestros de la historia de España?.
    -Ningun gobierno en la democracia se ha apoyado para gobernar en un partido independentista,cuyo lider (Carod Rovira) se reunio con ETA en Perpiñan antes de las elecciones para tratar con los terroristas (eso nos ha contado,vete a saber si se hablo de algo mas) la posibilidad de que no atentasen en cataluña mientras que podian hacer lo que quisieran en el resto de España.

  96. Walter says:

    Tengo entendido que para un juicio se requiere algo mas que la versión particular de un libro. Yo leí sobre el asesinato del Papa Juan Pablo I en varios libros pero nunca vi a nadie procesado por ese crimen.
    Walter

  97. Walter says:

    Y tus interrogantes filo franquistas ya las pusiste el 28 de Abril. Si leyeras el proyecto de la Ley no perderías el tiempo repitiéndolas.
    Walter

  98. Luis says:

    ¿En que te basas para decir que las preguntas que he dejado escritas son interrogantes filo franquistas?.
    En este pais,si alguien comparte otro punto de vista que no sea el de la izquierda se le tacha de facha. Deberias de saber que facha esaquel que no cree en la democracia ni la quiere para su pais,y como supondras afortunadamente este no es mi caso.

  99. Luis says:

    Ya ley el proyecto de ley y te respondi:
    ¿No has observado que la ley es contra el franquismo “exclusivamente”,sin mencionar los episodios oscuros de la II Republica?.
    Si es una ley para la memoria historica cuya finalidad es reconocer las victimas de la guerra civil,¿por que nadie menciona las victimas del frente popular?.
    Si es sobre la memoria historica hay que recordar todo,no solo puede ser memoria parcial.

  100. Walter says:

    Hola Luis
    Si es como dices seguramente los numerosos parlamentarios del PP pondrán énfasis en no pasar por alto esos crímenes y se incluirán, salvo que en España haya una dictadura.
    Y retomando el tema del foro, lo que no creo es que Vidal sea una fuente confiable ni fidedigna para acusar ni juzgar a nadie pues es un mentiroso.
    Saludos
    Walter

  101. Luis says:

    Esa es tu opinion,la mia es bien distinta.

  102. Walter says:

    Claro, amigo, es solo mi opinión, y para mí, de eso se trata el foro, de que uno exponga y defienda sus ideas lo mejor que puede.
    Saludos
    Walter

  103. yo mismo says:

    esto se llama envidia hacia cesar vidal! Ian Gibson dedikate a estudiar más y callar

  104. Anonimo says:

    CREO QUE CESAR VIDAL ES UN GRAN ESCRITOR DE NOVELA HISTORICO Y ME EXTRAÑA QUE OMITA DETERMINADA INFORMACION POR SER CONTRARIA A SU CRENCIAS POLITICAS O RELIGIOSAS. DEBEMOS PENSAR QUE EN UN LIBRO NO SIEMPRE EL ESCRITOR PUEDE ESCRIBIR TODO LO QUE QUISIERA, SINO LOS LIBROS SERIAN INTERMINABLES EN LA MAYORIA DE LOS CASOS, PARA PUNTUALIZAR EN DETERMINADOS PUNTOS DE LA HISTORIA ESTAN OTROS MEDIOS PARA AMPLIAR MAS LOS DETALLES DE UN PERIODO HISTÓRICO (UNIVERSIDAD, CONFERENCIAS ETC), EN FIN ESTE HOMBRE SERA UN GRAN ESCRITOR QUE NO LO PONGO EN DUDA PERO NO SE HABRA INFORMADO LO SUFICIENTE SOBRE CESAR VIDAL.

  105. Antonio says:

    Sinceramente alguien puede confiar y creer al señor Vidal.
    ¿Quién puede creer que puede decir la verdad un tipo que escribe un libro cada 3 meses, trabaja de traductor, presenta un programa que dura desde las 8 hasta las 12 con la consiguiente preparacion que ello supone, escribe articulos, responde a foros digitales, etc?.
    Ninguna persona humana puede hacer eso sola en 24 horas que tiene un día.
    Catedráticos de Harvard o Yale se toman años para escribir un libro. ¿Es Cesar Vidal un ser superior?.
    Yo creo que es un simple farsante.

  106. Pol Didac says:

    No creo que desde una pespectiva real de la izquierda. vista la izquierda como ideología d tolerancia y generosidad en el reparto de la riqueza, desde esa pespectiva, que es la única real, no se puede defender ninguna dictadura, la dictadura por si misma, aunque se disfrace de obrero, es una dictadura, por lo tanto tiene ese parternalismo asqueroso, queinvalida al publo tratandolo de forma infantil. En realidad el comunismo, no es más que una ideología burguesa, ya sé parece extraño, pero una verdadera ideología de izquierdas no cree enla elites, la élite, es un concepto medieval. así quepienso que el comunismo fue un cambio puramente estetico, la vertebración del estado siguió siendo absolutista y el ideario se convirtió en religión. francamente se puede decir que todas las disctaduras comunistas fracasaron al no saber cambiar el modelo de estado, estoy convencido que Castro, como persona, es un ser mucho más humano de lo que fue, Batista, pero Castro no fue Capaz de cambiar la estructura politica del regimen, si la económiica, aunque no para mejor. Castro es un Disctador, que no merece reconocimiento alguno, Chaves, bueno, tampoco creo que sea un gran defensor de la democracia, más bien otra triste historia de oportunismo politico, que igual que el señor Bush, se ha creado su particular cruazada para tener la gente entretenida, basta decir que si lo que quieres es tener a un pueblo controlado, simplemente has de inventarle un enemigo. Creo que Chaves y Castro son dos malos ejemplos para la izquierda en ámerica. Castro es un dictador, y chavez que no lo és, gano limpiamente las elecciones, no parece tener mucho interes en el sistema.
    Sobre Cesar Vidal. y habiendo leido bastante, sobre todo artículos, creo que es un cruzado de la ultraderecha, la verdad está al margen, sencillamente se trata de recostruir la historia, para crear una fabula perfecta. una perfdecta cama donde aposentar suideología, donde justificarla, particularmente patético me parecen sus libros sobre la masoneria.
    supongo que sigue esa boba fobia del franquismo, quizas, por que los masones, siempre fueron en su gran mayoria, republicanos de derechas, liberales, y ese concepto de una derecha republicana, democrática, laica,que ve al franquismo con igual horror que la derecha, es algo totalmente inasumible por
    la ideologia del Vidal, Moa, Losantos, FAES…etc

  107. Jesus says:

    Sobre César Vidal me parece un buen novelista, por lo menos de los entretenidos (que son necesarios)y sus novelas historicas no están mal.
    Antes se comentaba el libro de enigmas históricos al descubierto. Mi opinion es que ese libro es pura basura, simplemente, hasta el punto que es el único libro de mi casa que tengo al reves para que no se vea el lomo. Plantear como hace él que los bombardeos de guernica practicamente fueron una nimiedad y en todo caso que las victimas lo fueron por la negligencia de los alcaldes del PNV que no hicieron refugios (cito de memoria) es simplemente vomitivo. Respecto a Pio Moa, más de lo mismo.
    Sobre la Guerra Civil he leido algunas obras de diferentes tendencias, y la que más me ha gustado ha sido “La Guerra Civil Española” de Anthony Beevor. No soy un experto ni conozco las tendencias de este autor, pero me dejó una impresión de bastante ecuanimidad. Lo peor es que la obra sigue una estructura un tanto extraña, pero que en todo caso no resulta descabellada. Un saludo.

  108. Mariano says:

    He leído todo este hilo y me gustaría comentarle a Walter que me parece que tiene una paciencia extraordinaria a la hora de rebatir con argumentos los exabruptos y tropelías de otros foreros. El fanatismo es contagioso y lamentablemente la derecha española se ha sumido en un triste pozo de mediocridad ciega, servil y bobalicona en manos de personajes impresentables.
    Tristemente esto es muy lamentable para la estabilidad del país, con lo que muchas personas concienciadas nos tememos mucho tiempos peores.
    Cuando se abandona la senda de la racionalidad, no se puede esperar nada bueno.

  109. ERNESTO says:

    César Vidal también es un sionista que defiende la política israelí con argumentos procedentes de la propaganda de guerra de la Segunda Guerra Mundial. Para el desenmascaramiento total de este “historiador” en su métodos de investogación, ruego la lectura de “EL HOLOCAUSTO A DEBATE, RESPUESTA A CÉSAR VIDAL”. Sencillamente imprescindible

  110. Eduardo says:

    Pues a mi me parece un gran historiador,que es el tema que estamos tratando, y que en su ultimo libro La guerra que gano Franco
    ha dejado al descubierto muchos mitos que mantiene la izquierda a pesar de la historia de la Guerra Civil. Es un libro muy recomendable,en el que se citan innumerables fuentes y bibliografia.

  111. José Mª says:

    La verdad es que me gustaría ir a comprar el ABC sin que hubiesen detrás del estante policías de irquierdas dispuestos a apedrearme y a humillarme. De la misma manera, también quiero comprar el Pais sin que venga un Zaplana a llamarme progre. Pero, ¿quieren saber ustedes una cosa? Eso es imposible.
    Gracias a Dios que actualmente no se permite asesinar por tener ideas contrarías a otro, pues de lo contrario volveríamos a sumirnos en otra era de terror como la que ya se vivio en el pasado. Y nadie quiera pensar que va en una u otra dirección; en realidad va en las dos.

  112. Walter says:

    *“El Documento Q”*
    *Cesar Vidal*
    Introduccion
    ¿QUÉ ES EL DOCUMENTO Q?
    Comencé a trabajar con el Documento Q hace ya varios años, cuando me encontraba redactando mi tesis doctoral en Historia Antigua acerca del judeo–cristianismo palestino durante el s. I. Al analizar las fuentes históricas que nos podían llevar a un conocimiento de la época descubrí que, *hasta la fecha, nadie había traducido al castellano (ni estudiado monográficamente en un libro específico) el Documento Q*. Se convirtió entonces para mí en un foco de interés que no he dejado de cultivar desde entonces aunque, momentáneamente, la elaboración de otros estudios lo apartaran de mis planes.
    Naturalmente, a estas alturas, el lector se preguntará lo que es el Documento Q. *Se trata de una fuente escrita, compuesta en su mayor parte por dichos de Jesús aunque también contiene algún relato de sus hechos*, que constituyó el primer Evangelio del que tenemos noticia con certeza y que fue utilizada por los evangelistas Mateo y Lucas para la redacción de sus respectivos evangelios canónicos.
    Fin de cita
    Otras fuentes dicen que el documento Q no existe y que solo es una hipótesis:
    *Wikipedia*
    *(Documento Q)*
    Teoría de las dos fuentes
    Las diferencias y semejanzas entre los evangelios sinópticos se han explicado de diferentes formas. Una de las teorías más extendidas es la llamada “teoría de las dos fuentes”. Según esta teoría, Marcos es el evangelio más antiguo de los tres, y fue utilizado como fuente por Mateo y Lucas, lo que puede explicar la gran cantidad de material común a los tres sinópticos. Sin embargo, entre Lucas y Mateo se han observado coincidencias que no aparecen en Marcos; *se han atribuido a una hipotética fuente Q (del alemán Quelle, fuente) o protoevangelio Q, que consistiría básicamente en una serie de logia (“dichos” o “enseñanzas” de Jesús), sin elementos narrativos*. El descubrimiento en Nag Hammadi del Evangelio de Tomás, recopilación de dichos atribuidos a Jesús, contribuye a consolidar la hipótesis de la existencia de la fuente Q.
    La existencia de Q fue defendida por los teólogos protestantes Weisse (Die evangelische Geschichte kritisch und philosopisch bearbeitet, 1838), y Holtzmann (Die Synoptischen Evangelien, 1863), y desarrollada posteriormente por Wernle (Die synoptische Frage, 1899), Streeter (The Four Gospels: A Study of Origins, treating of the manuscript tradition, sources, authorship, & dates, 1924), quien llegó a postular cuatro fuentes (Marcos, Q, y otras dos, que denominó M y L) y J. Schmid (Matthäus und Lukas, 1930). Aunque para Dibelius y Bornkann pudo tratarse de una tradición oral, lo más probable es que se tratase de una fuente escrita, dada la coincidencia a menudo literal entre los evangelios de Mateo y Lucas. También se ha considerado probable que el protoevangelio Q fuera redactado en arameo, y traducido posteriormente al griego.
    Fin de la cita.

  113. Walter says:

    Notas: Los Manuscritos de Nag Hammadi son una colección de textos gnósticos de los primeros cristianos descubiertos en el pueblo de Nag Hammadi, Egipto, en 1945. // El gnosticismo cristiano, pagano en sus raíces, llegaba a presentarse como representante de su tradición más pura. El texto gnóstico Eugnosto el beato parece ser anterior al nacimiento de Cristo. // (Extractos de Wikipedia)

  114. chuso says:

    yo creo que alguien que legitimamente ha conseguido el gobierno como es el Psoe en cataluña, ayudado por la ezquerra, no merecen que se les llamen nacis, como hace vidal en sus comentarios ( gobierno nacional socialista) dice. Tampoco me parece bien que llame al pais vasco, las vascongadas, cuando deberia decir euskadi, es un provocador

  115. chuso says:

    yo creo que alguien que legitimamente ha conseguido el gobierno como es el Psoe en cataluña, ayudado por la ezquerra, no merecen que se les llamen nacis, como hace vidal en sus comentarios ( gobierno nacional socialista) dice. Tampoco me parece bien que llame al pais vasco, las vascongadas, cuando deberia decir euskadi, es un provocador

  116. Rubén says:

    La discusión es interesante, pero vuelve a los cauces sin solución de la izquierda contra la derecha.
    Parece que el PSOE no deje de dar la voz de alarma sobre el peligro de que vuelva Franco cuando el PP es un partido democrático y defensor a ultranza de la constitución. Hace política, una palabra que empieza a emparentarse con la demagogia. Del mismo modo el PP habla de la desintegración de España por parte del PSOE y el debate político se convierte en una pescadilla que se muerde la cola.
    Ya que nadie está libre de una influencia ideológica al menos podría no sacarla a la luz cuando nos referimos a historia, la cual dista mucho de ser objetiva.
    Yo soy óptico optometrísta y un apasionado de la física, en difinitiva no soy quién para dar lecciones a nadie sobre historia. Pero aún así la historia es un hobby muy importante para mi y si algo sé es que ya Heródoto tendía a hablar bien de quien le caía bien y mal de quien le caía mal. Eso se ha repetido siempre y se está dando en la prensa. La prensa es historia, pero con un grado considerable de orientación ideológica. Afirmar que un diario franquista o republicano dicen la verdad absoluta supone no ponernos en su verdadero contexto. Con esto sé que aporto poco a la discusión, pero al menos objetivizamos el asunto y tal vez se encuace de nuevo a como se inició, que era muy interesante.
    Ya por último, César Vidal no debería tener descrédito por su ideología. De ser así ninguno tenemos valor en nuestras opiniones. Veo mejor la aportación de interesantísimos datos como lo del periodico La Voz del pueblo y las entrevistas a los protagonístas de la polémica.
    Un cordial saludo de su humilde lector.
    Rubén.

  117. WAM says:

    Esto se está convirtiendo en un foro contra César Vidal. Insisto en que es revelador que le dediquéis tanto tiempo y esfuerzo. Si es un charlatán, no merece la pena. Y si no lo es, mejor leerlo y callarse.

  118. pak says:

    Ahora resultará que las checas no existieron, que la izquierda es como la describen en las películas de Berlanga,….
    Lo de Paracuellos y lo del asesino cobarde Carrillo, así como Companys, también lo es.
    Leer Madrid de Corte a Checa de Agustín de Foixa, que lo más curioso del caso es que la escribió cuando lo exilió Franco.
    Allí describe lo que pasó en Madrid.

  119. El Ñapas says:

    Cesar Vidal es un propagandista a sueldo del Opus, de la ultraderecha. Su tarea es escribir artículos y ensayos tergiversando hechos y citas para desacreditar a las izquierdas, los nacionalismos y cualquier opción que no sea ultraderechista. También escribe novelillas “históricas” “inofensivas” para venderlas como pseudo-best-sellers y ganarse unas perrillas. Pío Moa es otro que tal.

  120. Mitch Buchannan says:

    Le dedicamos comentarios para que quede claro que es un manipulador y el peligro que conlleva que alguien pueda llegar a creerse lo que dice el gañán este!

  121. Pias Moa? says:

    La checas existieron y en todos los bandos hubo represalias y venganzas. Pero Cesar Vidal SÓLO habla de esa parte en ninguna ocasión ha desperdiciado su “fantástico” talento en demostrar los crímenes de la Iglesia, ni de Franco, etc. Que se le ve el plumero, vaya.

  122. skhadi says:

    No culpemos a Cesar vidal. A poco q se miren las fechas de publicacion de sus libros se advierte q no puede poner mas q el nombre.

  123. Jose Luis says:

    La derecha española hoy en dia no tiene un grupo de historiadores serios ni textos o trabajos históricos publicados actualmente que los beneficien o que puedan justificar los graves errores y penurias que el conservadurismo católico y reaccionario ha tenido a lo largo de nuestra historia desde Fernando VII a hoy, gran parte de nuestra derecha huele a lo mismo, me da pena.
    Como ninguna tendencia histórica académica mas o menos seria existe se tiene que apoyar económica y mediáticamente a vociferadores o a falsos historiadores que falsean fuentes, lo mas avergonzante que puede hacer un historiador responsable.

  124. Jose Luis says:

    La derecha española hoy en dia no tiene un grupo de historiadores serios ni textos o trabajos históricos publicados actualmente que los beneficien o que puedan justificar los graves errores y penurias que el conservadurismo católico y reaccionario ha tenido a lo largo de nuestra historia desde Fernando VII a hoy, gran parte de nuestra derecha huele a lo mismo, me da pena.
    Como ninguna tendencia histórica académica mas o menos seria existe se tiene que apoyar económica y mediáticamente a vociferadores o a falsos historiadores que falsean fuentes, lo mas avergonzante que puede hacer un historiador responsable.

  125. Rafael San Román says:

    He leído con decepción algunos comentarios protagonizados por Ian Gibson, claro, no podían ser nada más que en la bazofia informativa de la cadena Ser de PRISA.
    A Cesar Vidal cmo a Pio Moa, no se les hace justicia, ya que sus artículo, comentarios o libros, están basados en la verdad más cruda de la situación política actual de España. Sin embargo, a los carroñeros desestabilizadores, la verdad les hiere mucho porque solo conocen la MNTIRA institucionalizada del actual Gobierno.
    D. Cesar, ánimo y siga diciendo verdades, aunque a algunos les duela.
    Un abrazo.
    RAFA

  126. Denis says:

    Me parece que Iam Gibson,es un autor imparcial y nada obsesionado con los temas sobre los que escribe,su libro sobre Antonio Machado,Ligero de Equipaje me parece muy bueno,bien documentado y alejado de temas politicos y religiosos.
    Desgraciadamente,creo que para conocer la realidad de nuestro pais en fechas concretas,caso de la guerra civil española,no hay mas remedio que utilizar fuentes extranjeras por imparciales como es el caso de Gibson.Entre los libros de Gibson y Vidal hay un abismo en lo que se refiere a las fuentes de informacion y documentacion,Gibson es sin duda un estudioso de nuestra cultura (la española) y esta inmerso en ella sus libros son producto de la reflexion y el estudio y no van dirigidos a lectores avidos de comspiraciones y otras rarezas sino a personas interesadas en una lectura seria y contrastada a la vez que amena y didactica.Por el contrario Vidal parece estar unicamente interesado en las ventas sin preocuparle el tipo de informacion que pone n circulacion,carece de rigor y en ocasiones parece incluso perderle el respeto a la inteligencia de sus lectores.

  127. Ian Gibson es un repelente falseante de la Historia de España. La tergiversa en su concepción izquierdista de que sólo los rojos tuvieron razones para matar

  128. Ian Gibson es un repelente falseante de la Historia de España. La tergiversa en su concepción izquierdista de que sólo los rojos tuvieron razones para matar

  129. José Alexis says:

    La verdad es que Gibson para ser imparcial, se toma demasiadas molestias en justificar los crímenes. Yo si que deseo una historia imparcial, que demuestre los desastres de ambos bandos, y por ahora creo que tanto Cesar Vidal como Gibson, no lo son. Aunque leyendo ambas versuibes y con un poco de sentido común se puede sacar alguna conclusión.i puedo hacerme una idea.
    Y como conclusión diré, que como quieran que la cuenten la guerra siempre es una mierda, y que vivimos una estapa historica estupenda, que no vale la pena estropear ni con nacionalismos ni con revisionismos.

  130. Ruben says:

    Yo sólo sé que el Sr. César Vidal es un mentiroso.
    Que un Sr. que se dice llamar historiador afirme que el valenciano y el catalán son lenguas diferentes sólo produce bochorno. Le reto a que me diga 3 nombres de prestigiosos linguistas de cualquier lugar del mundo que afirmen dicho disparate. A partir de ahí ya no me merece ninguna credibilidad. Me regalaron su libro sobre los masones y nunca leí nada tan tendencioso y manipulado. El resto de su bibliografía, por supuesto ya no me interesa lo más mínimo.

  131. Diavolo says:

    ¿Que Vidal es propaganda? Pues claro, y Ian Gibson, Tuñón de Lara, Payne, Tucídides, Tácito, el Padre Mariana etc. La Historia siempre es y ha sido propaganda. Hay que ser muy inocente para pensar otra cosa.

  132. Lector says:

    Solo un apunte pero curioso y significativo del rigor como historiador de Cesar Vidal.
    Leer de manera comparativa los libros “La guerra de Franco” 1996 y “La guerra que gano Franco” 2006 los dos de Cesar Vidal, porque si el (Cesar Vidal) se relee tendria que renegar de uno de los dos.
    Tampoco hace falta leerselos enteros, basta con comparar pasajes como los hechos de Badajoz, bombardeo de Guernica o el capitulo en el que recapitula sobre las claves por las que los nacionales ganaron la guerra.
    Creo simplemente que como en muchos casos esta persona ha encontrado su publico y les da lo que quieren oir y leer, olvidando el rigor.

  133. VANESSA says:

    POR FAVOR OKUPO QUE ALGUIEN ME PROPORCIONE UN ENSAYO POR CAPITULOS SOBRE EL TESTAMENTO DEL PESCADOR ME URGE POR FAVOR… vanessa461@hotmail.com

  134. Cesar says:

    Puedes descargarte algunos libros de Cesar Vidal aquí
    http://www.libro-s.com/cesar-vidal/1/

  135. Pharmd802 says:

    Hello! efbdddf interesting efbdddf site!

  136. Pharmb196 says:

    Hello! addbdaa interesting addbdaa site!

  137. Pharmd663 says:

    Hello! ffdbdfk interesting ffdbdfk site!

Comenta ya maldit@!