Metano, ganado y el efecto invernadero

El otro día discutía con mi vecino sobre que actividades humanas contribuyen más en el efecto invernadero. Según su posición, el metano producido por el ganado era uno de los mayores productores (“casi todo”, si mal no recuerdo), yo lo dudaba. Su información, me imagino, viene de las opiniones de vegetarianos estrictos (como esta por ejemplo), de organizaciones como PETA o de documentales como Cowspiracy que culpan a la ganadería de casi todo el cambio climático. Para que no se quede en otra discusión sin resolver he decidido revisar los datos sobre el tema.

¬ Según la EPA (US Environmental Protection Agency), el metano (CH4) es el segundo gas después del CO2 en contribuir en el efecto invernadero.

Emisiones USA

Las emisiones de metano provienen de la industria en un 29% (producción del “Gas natural” -que mayoritariamente es metano- y procesos de producción del petróleo), de la agricultura y ganadería  en un 25% (el producido por el ganado en su digestión, cultivo de arroz, quema de campos…), de las basuras en un 18%(en casas y vertederos). y de otras fuentes como la minería, etc.

Emisiones USA metano

Si nos centramos en el metano producido por el ganado, mayoritariamente viene de la digestión de los herbívoros rumiantes (vacas, bisontes, ovejas, cabras, camellos, etc) y en menor parte de otros animales no-rumiantes (cerdos, caballos, mulas, etc). [Para el que no lo sepa, los caballos no son rumiantes]. La mayoría del metano proviene de las vacas destinadas al consumo de carne.

Emisiones USA metano ganado

¬ Los datos de EDGAR (Emissions Database for Global Atmospheric Research) de la comisión europea son similares a los de la EPA:

Emisiones EDGAR metano total

Dentro del metano producido por el agricultura y ganadería, el ganado es la primera fuente seguido por el cultivo de arroz.

Emisiones EDGAR metano

¬ El informe “Livestock’s Long Shadow” (2008) de la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations) que analizó en profundidad el efecto del ganado en el medio ambiente, estimaba que el ganado emitía un 38% del metano producido por la humanidad. Aunque recientemente su sistema de cálculo ha sido cuestionado, y de hecho en otro reciente informe donde explican cómo mitigar estas emisiones (Mitigation of greenhouse gas emissions in livestock production) han reducido su cifra original al 14,5%:

The report, Tackling climate change through livestock: A global assessment of emissions and mitigation opportunities, represents the most comprehensive estimate made to-date of livestock’s contribution to global warming – as well as the sector’s potential to help tackle the problem. All told, greenhouse gas (GHG) emissions associated with livestock supply chains add up to 7.1 gigatonnes (GT) of carbon dioxide equivalent (CO2-eq) per year – or 14.5 percent of all human-caused GHG releases. The main sources of emissions are: feed production and processing (45 percent of the total), outputs of GHG during digestion by cows (39 percent), and manure decomposition (10 percent). The remainder is attributable to the processing and transportation of animal products.

¬ Como todos estos datos son estimaciones, que se calculan con diversos sistemas no demasiado claros en algunos casos, diversos artículos de investigación han intentado confirmar o refutar estos intervalos. El IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) hizo un resumen con los datos de varios artículos publicados hasta 2006. Si lo ponemos en una sola tabla, el % del metano generado por el ganado fluctúa entre un 25 a un 44% del producido por la humanidad según los distintos sistemas de cálculo, siendo entre 15 y un 30% del total de metano emitido a la atmósfera natural o artificialmente. En general números muy similares a los de EPA y EDGAR.

Metano ganado IPCC artículos

Otros estudios más recientes, como los del artículo “Anthropogenic emissions of methane in the United States. Miller et. al. 2013. PNAS” usando datos de observaciones atmosféricas llegaba a la conclusión de que las cifras de EPA y EDGAR estaban subestimada y el metano emitido por la industria y el ganado era el doble, aunque otro artículo discutía sus resultados “Livestock methane emissions in the United States. Histov et al. 2014. PNAS” y calculando la cantidad de metano producido por animal llegaba a números muy inferiores.  Podemos concluir que los sistemas de estimación no son perfectos y las cantidades estimadas por EPA o EDGAR pueden ser superiores en la realidad.

Cálculos más recientes de la cantidad de metano producida por animal dan resultados muy diferentes a los originales de la FAO o los de EPA y EDGAR. Un estudio australiano utilizando nuevos sistemas de medición y analizando cómo se alimenta al ganado ha concluído que dependiendo de que plantas que se usan en la alimentación del ganado la producción de metano es mucho menor (ver aquí). “Methane yields from Brahman cattle fed tropical grasses and legumes. Kennedy & Charmely. 2012. Animal Production Science.” Otro estudio titulado “Clearing the Air, Livestock’s Contribution to Climate Change” tras medir la emisión de metano del ganado con diferentes alimentaciones reducía las estimaciones para EEUU hasta un 3-4 % del total, muy inferior a las estimaciones oficiales (explicado por el autor aquí).

En resumen, como todo en ciencia la respuesta es complicada, aunque el metano producido por el ganado es abundante, no es casi todo el metano producido por la humanidad, según como se estime fluctúa entre un 3% a un 50% del metano generado, difícil saber si muchos de estos cálculos están influidos por posiciones ideológicas desde uno u otro lado. Para hacer todo un poco más complicado, una reciente revisión (Three decades of global methane sources and sinks. Kirschke, S., et al. 2013. Nature Geoscience) ha llegado a la conclusión de que las fluctuaciones en los niveles de metano en las últimas décadas no se explica por ninguno de los modelos, lo que puede indicar que alguna de las estimaciones es muy incorrecta (como la cantidad de metano producido por regiones húmedas) o que hay variables que no se están teniendo en cuenta, como puede ser la producción de metano por la descongelación de las tierras del ártico (el famoso permafrost).

 

This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

You may also like...

3 Responses

  1. Ekaitz says:

    En todo caso, todavía lejos de la contribución al cambio climático de la agricultura, que se estima en alrededor de un 35%.
    Hay que tener en cuenta el efecto beneficioso del excremento de vaca en la agricultura, sin el cual sería imposible una agricultura orgánica. Mas info en http://lamierdadevaca.com/web/
    Por no hablar de documentales manipulados como “Cowspiracy”, hablando entre otras cosas del consumo de agua del ganado, como si los animales no mearan y devolvieran al medio ambiente casi toda el agua que consumen, enriquecida con compuestos que forman parte vital del ciclo del Nitrógeno.
    ¿Detras de ello? Sin duda el lobby de la industria alimentaria y la promoción, sobre todo, del consumo de soja: http://soy.mercola.com/

  1. 28/10/2015

    […] cifras varían bastante respecto al mencionado estudio de la FAO, como indica esta magnífica revisión de estudios al respecto, con las cifras de otros organismos, como la EPA (Enviromental Protection Agency de […]

  2. 08/01/2016

    […] ni hablemos de la producción ganadera intensiva convencional y su enorme emisión de metano y otros gases de efecto invernadero, con la que se nos viene encima debido a las emisiones de este gas por el derretimiento acelerado […]

Comenta ya maldit@!